El “Che” Reyes hará historia

octubre 8, 2019

Tirabuzón

CIUDAD  DE MÉXICO.- Era de madrugada en México, ayer, cuando desde Venezuela llegó la noticia de que Enrique Reyes será manager de los Navegantes de Magallanes, en la temporada 2019-2020 de la Liga Invernal  que por primera vez en muchos años arrancará en noviembre, el día 5, con un calendario reducido de 63 a 42 juegos.

Junto al “Che” se integrará en la banca del club que opera en Valencia y que en 2013-2014 obtuvo su título 12,  el ex pitcher  bigleaguer Luis Carlos Rivera, quien en 2019 dirigió en la Liga Mexicana a los Leones de Yucatán y Bravos de León.

Reyes, que este año acumuló 1000 victorias en la pelota veraniega,  fue despedido a los pocos días de ese logro por los Pericos de Puebla (50-46), a pesar de flotar en zona de calificación.

El ex receptor, campeón en 2005 con los Tigres de la Angelópolis y subcampeón en la Liga Mexicana del Pacífico en  2005-2006 al mando de los Algodoneros de Guasave, se convertirá en el segundo azteca en ese cargo en Venezuela, detrás del nativo de Nuevo Laredo, Tamps., Rubén Amaro, gerente y manager varios inviernos de las Águilas de Zulia.

Amaro coronó a Zulia en 1983-1984 y, eventualmente, ganó el título de la Serie del Caribe celebrada en San Juan, Puerto Rico,  donde fueron segundos los Cañeros de Los Mochis comandados por  el veracruzano Vinicio García, siendo la única ocasión, en condiciones, digamos, normales, que dos estrategas mexicanos se han enfrentado en el clásico caribeño.

En enero de 1972,  ambos disputaron la serie final de la Liga Mexicana del Pacífico en la que los Algodoneros, dirigidos por García obtuvieron su primer  y único banderín, superando a los Tomateros de Culiacán de Amaro, quien solamente trabajó como tal en el Pacífico ese ciclo y en 1995 en la LMB con los Petroleros de Minatitlán (32-54).

En 1974 en Hermosillo, el sonorense Ronaldo Camacho maniobró el timón de los campeones Venados de Mazatlán y el tamaulipeco Marte de Alejandro a los subcampeones Yaquis de Ciudad Obregón, en una emergencia forzada por la ausencia del representante, precisamente, de Venezuela   .

SOLO dos tardías respuestas para el lector José Hermosillo Pérez, quien furioso, reclamó que en el conteo de títulos en la Liga Mexicana no incluyéramos a los conjuntos ausentes, entre ellos, Rojos del Águila de Veracruz (6), Cafeteros de Córdoba (2) y Petroleros de Poza Rica (1),  lo que a él preocupa y ocupa.

Por otro lado, para la LMB la franquicia del concepto Pericos de Puebla es la que ha operado siempre, pero en dos etapas con distintos nombres: Ángeles y Ángeles Negros, sacados de la chistera por mera cábala, de sus entonces propietarios, Jaime y Vicente, Pérez Avellá, padre e hijo, quienes entraron a escena en 1972.

De ahí que a los verdes actuales que se han sostenido desde 2000, sin objeción, oficialmente se les cargan los gallardetes de los querubines azules de 1979 y  fúnebres de 1986, para sumar cuatro, incluidos los de 1963 y 2016.

Y, el quinto cetro de la plaza, en 2005, el circuito se lo cuelga, cual debe, a los errantes Tigres, al igual que en Grandes Ligas, a los Bravos de Atlanta los obtenidos por los Bravos de Boston (1914) y Bravos de Milwaukee (1957), por poner un ejemplo.

OBSERVACIONES: El manager de los Sultanes de Monterrey, Homar Rojas, designó al veterano ex ligamayorista, Édgar González, para su histórico primer juego en la Mex Pac, el viernes por la noche en el “Farmacias Santa Mónica” de Mexicali.

Los regios preparan su no menos significativa presentación en su monumental parque para el domingo 13 y con invitados tan especiales de la talla del icónico Bronco—el grupo musical, no el gobernador—y, ¡asómbrense!, André-Pierre Gignac, goleador francés de la Liga MX.

[email protected]

[email protected]