El adiós de la ‘bola ensalivada’

febrero 14, 2020

Tiempo de Beisbol

(TIEMPO DEL RECUERDO: El 15 de febrero de 1920, en las Ligas Mayores, incluyendo a todas las ligas afiliadas, se prohibió la multipropiedad de equipos y así ha sido al través de la historia. Por aquellos años la LMB estaba muy al margen del beisbol organizado…Seguramente usted sabe que los Rieleros de Aguascalientes ganaron el campeonato de 1978 pero al año siguiente fue expulsado el señor Raúl Medina al comprobarse que le había regalado un automóvil nuevo al pitcher Horacio Piña que era la figura del equipo. Lo que estaba prohibido por el beisbol organizado, pero entonces se pasaba por alto que le dieran dinero extra a los jugadores en etapas de play off…El 15 de febrero de 1981, Tomás Arroyo fue electo para ingresar al Salón de la Fama del beisbol profesional mexicano. Ese año ingresaron también Vinicio García, el ampáyer Salvador Castro y el ex short stop Apolinar Pulido “Polín”…El periodista Raúl Mendoza (Excélsior) falleció el 1 5 de febrero del 2004, miembro del Salón de la Fama).

= = = = =

En 1920 se prohibió en las Ligas Mayores que los lanzadores agregaran a su repertorio la “Bola Ensalivada”. Solamente se les permitió que lo siguieran utilizando los pitchers veteranos que desde sus inicios tenían este pitcheo como arma principal. Una de las razones que esgrimieron fue que era lanzamiento difícil de controlar y los bateadores sufrían las consecuencias. Para estas alturas ya estaba en funciones el primer comisionado que se tuvo en Ligas Mayores, nada menos que el juez Kent Landis que había sido llamado para atender el asunto de los Medias Blancas de Chicago. Se buscaba averiguar y sentenciar que jugadores habían caído en las garras de los apostadores, durante la Serie Mundial de 1919. Fueron ocho y por tal razón los expulsaron de las Ligas Mayores. Varios de ellos lucían para ingresar al Salón de la Fama, pero jamás se les tomó en cuenta.

Esto lo platicamos también con el amigo y colega Juan Acevedo. Se relaciona con las reglas del beisbol. El caso de la “Bola Ensalivada” llegó el momento en que se retiraron los pitchers autorizados para lanzarla y quedó prohibida ya para todos. No aparecía en las reglas el caso de negociar juegos con apostadores pero se entiende que era cuestión de honor la medida tomada. Y el caso de ahora, tampoco está en las reglas que se prohíba el robo de señales.

Si no aparece en las reglas el robo de señales vía los adelantos tecnológicos, podía disculpar a los Astros de Houston, una fuerte multa y la advertencia de que serán sanciones severas si eso vuelve a suceder. Para todos los equipos. Pero lo que hizo el juez Landis en 1920 tampoco estaba en las reglas y no se toco el corazón para ejecutar. Como que hay cosas, aunque no esté en las reglas, como que es un valor entendido cuando se trata de hacer trampas.

Pero ahora se espera el castigo directo de quienes se sienten afectados, los lanzadores del 2017 que recibieron metralla de los bateadores de los Astros. Ojalá y no pero la guerra de pelotazos estará latente cuando arranque la temporada. También el castigo de los aficionados, habrá abucheos e insultos por más disculpas que ofrezcan los jugadores. Los ampáyer deberán estar bien aleccionados, llamada de atención cuando surja el primer golpeado. Uno más y se va.

[email protected] [email protected]