Efemérides

agosto 14, 2019

Lanzando para Home

Cuando Manuel “Ciclón” Echeverría nació en San Ignacio Cohuirimpo, era un poblado cercano a Navojoa, ahora forma parte de la ciudad. El Jueves 14 de Agosto de 1913, vio la luz primera. Desde que estaba en la Escuela Talamante en primaria, demostró una gran velocidad, que más tarde lo apodaron “Ciclón”, como a Cy Young.
José Sebastian Máiz García, dueño de los Sultanes, nació en la ciudad de Monterrey, el Lunes 14 de Agosto de 1944. Es recordado, porque formó parte de aquél equipo, que ganó en Williamsport en 1957. Es el único que está en cinco Salones de la Fama, comenzando con el de México.
En juego nocturno en el Parque Delta, el Viernes 14 de Agosto de 1953, con una escasa concurrencia y también lluviosa, el pitcher mexicano Ramiro Cuevas con los Tecolotres de Nuevo Laredo, lanzó el primer juego perfecto en la Liga Mexicana, al derrotar 1-0 a los Diablos Rojos, siendo Juan Conde, el pitcher derrotado.
El presidente de la Liga Mexicana, Lic. Antonio Ramírez Muro, multa con 5 mil pesos a los Tigres, por forfitear el juego contra el Puebla, que iban ganando 2-1. Los Pericos empataron con jonrón de Rudy Sandoval y “Chito” García sacó el equipo cuando empezó a llover, sin autorización de los umpires y se reusó a meter el equipo de nuevo.
Batallaron los Diablos para ganar su primer banderín en 1956. El Viernes 14 de Agosto de 1964, ganaron el segundo, bajo el mando de Tomás Herrera, cuando viniendo de atrás, vencieron a los Tigres en la décima entrada por 7-6, con imparable productor de Leo Rodríguez.
Albino Díaz del Poza Rica en 1975, impuso marca de triples con 19. El nativo de San José de Bacum, Sonora, Leo Valenzuela empató la marca con Sultanes, cuando el Martes 14 de Agosto de 1979, conectó imparables de tres estaciones, al pitcher venezolano Luis Lunar de los Alijadores de Tampico.
Randy Johnson con los Marineros de Seattle, llegó a la novena entrada, sin permitir imparable, el Miércoles 14 de Agosto de 1991 en el Kingdome, ganando 4-0 a Oakland, cuando le dio base a Scott Brosius y Mike Gallego, le pegó el primer imparable. Se le llenó la caja, pero ponchó a Willie Wilson y José Canceso, para cerrar el encuentro.