Dodgers y Marineros frenan a Andrés Muñoz

agosto 8, 2019

Tirabuzón

CIUDAD DE MEXICO.-  Descorchando un par en la sede alterna de los Tecolotes, el United Trade de Laredo, Texas, el cubano de los Saraperos de Saltillo,Henry Urrutia (.329, 21, 72), se convirtió en el vigésimo con 20 o más jonrones en 2019, en un escenario en el que todavía al menos otros 20 podrían alcanzar ese doble dígito.

Urrutia, quien llegó de Tijuana el 4 de junio al lado de su paisano Dariel Álvarez (.283, 16, 69),  ha resultado un hallazgo para los Saraperos que a cambio cedieron al dominicano Leandro Castro (.363, 20, 77), según un grueso .346, 14 bambinazos y 37 empujadas.

Los ex bicampeones, que también cuentan con el dominicano Rainel Rosario (.314, 20, 66), podrían terminar el calendario regular con cuatro carabineros de 20 o más bambinazos, en virtud del inminente arribo del  revitalizado Jorge “Chato” Vázquez (.323, 19, 61) y, probablemente, el citado Álvarez.

DESPUÉS de siete apariciones sin admitir anotaciones, en 9 innings y un tercio, el novato de los Padres de San Diego, Andrés Muñoz (0-1, 2.53), toleró tres limpias en una y un tercio en sendos relevos ante Dodgers  y Marineros, sufriendo contra los de Seattle, su primer descalabro en las Mayores.

Otra: Los Cardenales de San Luis se desplomaron hasta el tercer lugar de la división Central de la Liga Nacional, encabezada  por los Cachorros de Chicago, tras sufrir limpias  en gira por California, en el Coliseo de Oakland y Dodger Stadium. Eso no ocurría desde 1960.

Una más: Durante la debacle, el relevista que ha ponchado a 75 en 52 capítulos y dos tercios, Giovanny Gallegos (3-1, 2.05), únicamente tuvo acción en dos  encuentros, colgando dos argollas en un hit, 3 chocolates y una base por bolas.

Y, Héctor Velázquez (1-4, 5.67) hizo ayer un regreso más a los Medias Rojas de Boston de las menores, donde en 2019 se ha puesto en condiciones en cuatro ocasiones, en tres debido a sus problemas en la espalda.

SIEMPRE alertas al primer síntoma de que algo no anda bien, la directiva de los Toros de Tijuana cambió a su coach de bateo: salió el “culichi” Marco Antonio Romero y entró el curazaleño Randall Simon.

La difícil decisión, suponemos, la tomó el gerente Oscar Romero, hermano menor del ex toletero, sobre todo, porque los fronterizos son terceros en la ofensiva colectiva y la escuadra más explosiva con 164 jonrones.

El ex bigleaguer Simon, recordado por aquella vez en que, bromeando, le pegó con un bat a una botarga, trabajó con los carabineros de los Bravos de León en las dos  campañas de las tres estaciones de 2018.

 

OBSERVACIONES: Un cheque al portador para los Sultanes de Monterrey desde 2017, el relevista estadunidense Nick Struck (5-1, 5.65) ha permitido 23 imparables y 12 carreras limpias en sus pasados 9 innings y un tercio, aunque en ese periodo tiene 3-0.

.

Jesús Cruz (5-6, 6.70) ha recuperado su fina estampa en el bullpen de los Cardenales de Memphis, en la Liga de la Costa del Pacífico AAA: 3-0, 1.18 en carreras limpias, 11 ponches y 4 boletos, en 7 y dos tercios de sus pasados siete relevos.

[email protected]

 

[email protected]