Dejan Astros vestidos y alborotados a Charros

enero 7, 2020

Tirabuzón

CIUDAD DE MÉXICO.- Desde un principio fue incredulidad y negación sistemática, en tiempos en los que los brazos de los lanzadores, ricos y no tanto  de Grandes Ligas, se guardan entre algodones.

 

Pero había quienes insistían y los Charros de Jalisco daban pie, hablando incluso de porcentajes sobre las probabilidades de integrar a su bullpen al cerrador de los Astros de Houston, Roberto Osuna.

 

Hasta que el objeto del legítimo deseo de la directiva de los campeones vigentes, apareció a cuadro en las infalibles redes sociales, al lado de un sonriente Juan Ángel Ávila, cronista de la Liga Mexicana del Pacífico, para informar que la organización de la Liga Americana no concedió el permiso.

 

Figura señera, al igual que en un pasado a la mano, el “señor de los anillos” de Serie Mundial, Sergio Romo, entre 2016 y 2018, con los propios Charros que, normalmente,

donde ponen el ojo, ponen la bala.

 

Y en la prehistoria, Fernando Valenzuela, reforzando a los Yaquis de Ciudad Obregón y Naranjeros de Hermosillo, unos cuantos meses después de su espectacular  estallido de 1981, con los Dodgers de Los Ángeles.

 

EN Cuba no se tragaron el anzuelo con eso de que el retraso en la entrega de las visas para el ingreso de sus jugadores a Puerto Rico es la causa principal por la cual la Confederación de Beisbol del Caribe y anexas los marginaron de la llamada “Serie Mundial Latina”.

 

Culpan, sin rodeos, al comisionado Juan Francisco Puello Herrera, de haber cedido a las presiones de Estados Unidos para retirarles la cortesía que, desde 2014 en Venezuela, les permitía participar como invitados.

 

Podría entonces estar cerca el fin de la “luna de miel” entre los cubanos y  el ejecutivo dominicano que en varias ocasiones estuvo en la Habana, buscando traerlos al evento que nació hace 71 años y que en su primera etapa dominaban las novenas de la isla.

 

Dice Puello que quiere a Cuba de vuelta para Mazatlán 2021, pero quién sabe si los directivos del beisbol de estado olviden pronto lo que consideran un agravio, cuando empezaban a encontrarle la “cuadratura” al círculo de la pelota profesional.

 

OBSERVACIONES: El brasileño Tiago Da Silva, quien en una “movida” sin antecedentes, abrió el ciclo con los Yaquis, luego se marchó a Venezuela a cumplir compromiso a los Tigres de Aragua  y retornó a la tribu tras la eliminación de los felinos, compila 2-0 y 1.52, con 19 chocolates y 3 bases por bolas en 23 innings y dos tercios y cuatro aperturas para la tribu, incluida la de playoffs contra Sultanes de Monterrey.

 

Con el 32.8 % (135 boletas) computarizado, así iba el recorrido al Salón de la Fama de Cooperstown: Derek Jeter (100%), Larry Walker (84.4 %), Curt Schilling (80%) y Barry Bonds (75.6%), dentro. Roger Clemens (74.1%), Scott Rolen (49.6 %), Omar Vizquel (45.2 %) y varios más, fuera.

 

Esto no cayó bien entre quienes no digieren aún a Monterrey como plaza del establecimiento otoño-invierno: “Sultanes para siempre en la LMP”. Autoría del ingeniero José Maiz García, en entrevista con Rodrigo US (Puro beisbol).

 

[email protected]

[email protected]