David Cortés debe disculparse

mayo 11, 2019

Slider del Mayab

Todo individuo que se jacte de ser directivo de una organización que busca ser exitosa, debe de poseer como atributos principales: autocrítica, apertura hacia la crítica e inteligencia para expresar sus comentarios al respecto.    

En días pasados, el director deportivo de los Leones de Yucatán, David Cárdenas Cortés; mejor conocido como “El Chile”, de manera lamentable y con total carencia de autocrítica, se manifestó inconforme con el trabajo de los comentaristas de la empresa encargada de las transmisiones de los partidos de los Leones de Yucatán, Grupo Sipse.

En entrevista proporcionada a un medio deportivo, el llamado “Chile” culpó a los comentaristas deportivos de propiciar el alejamiento de los aficionados al estadio, mediante opiniones negativas y en contra de los intereses de la organización selvática.

No conforme con ello y con total desatino, Cortés tildó de estúpidas las apreciaciones de los cronistas tanto de radio como de televisión de Grupo Sipse, y afirmó como todo un experto de las comunicaciones que se utiliza el micrófono de manera tendenciosa para mal informar y alejar a la afición del estadio.

Los comentarios vertidos por los cronistas, fueron en referencia al mal funcionamiento del equipo, cuestionando ciertas decisiones del manejador Luis Carlos Rivera en cuanto al manejo de su pitcheo relevo y sugiriendo que la directiva debería realizar cambios en algunas piezas del equipo.

Las apreciaciones anteriores no son únicamente de los cronistas de Grupo Sipse, son muchos los aficionados y comentaristas de varios medios que han criticado y manifestado su desconcierto por el mal paso melenudo, sólo hace falta mirar las estadísticas para respaldar anterior.    

Indudablemente, fueron muy desafortunadas y lamentables las declaraciones del llamado “Chile”, quien a todas luces demuestra gran presión y desesperación por los pobres resultados obtenidos en este 2019 por los Leones; lo cual desahoga buscando culpables en los medios en vez de tomar decisiones realmente importantes.

Lo anterior no es para menos, si consideramos el gran esfuerzo que como siempre los hermanos Arellano Hernández han realizado, para montarle un equipo con muchísimo potencial, el cual hasta el momento no ha podido estabilizar.

Ante las declaraciones de Cortés, el gremio de comentaristas deportivos de Yucatán reaccionó en apoyo a sus colegas e inmediatamente etiquetó de equivocadas las declaraciones del directivo melenudo.

En mi opinión, Cárdenas Cortés, trata a toda costa de desviarel reflector por la mala planeación del equipo, la cual repercute hoy en resultados negativos en el standing.

Mala elección de extranjeros, cambios ridículos de jugadores (como el caso de Jorge Reyes por Norman Elenes), paciencia excesiva ante malas actuaciones de relevistas y un equipo que hasta el momento no despunta; han sido el común denominador de la gestión de David Cárdenas en este 2019.

Para nadie es un secreto que ha sido muy inconsistente el paso melenudo en la actual campaña; los números son fríos y reflejan un 12-19 en ganados y perdidos para un .387 de porcentaje.

Es importante mencionar que quien se jacte de ostentar un puesto directivo de importancia como el de Cárdenas Cortés, debe de tener autocrítica, contar con “piel gruesa” para aguantar la crítica y más aún, cuando los resultados no lo respaldan. Esto sin hacer a un lado el estilo para declarar ante los medios.

Considero que David Cárdenas Cortés, ¡DEBERÍA DISCULPARESE! de sus declaraciones y buscar a toda costa la unión entre afición, equipo y medios de comunicación y no propiciar fracturas en esta importantísima cadena de valor.

Es importante poner en claro que, si la afición se ha alejado de las gradas, como menciona Cortés, es precisamente por la falta de buenos resultados, por la forma en que se han perdido la mayoría de los partidos y por la manera en la que se hanmanejado ciertos momentos del juego, especialmente en temas de relevo de la séptima entrada en adelante.

Por otro lado, La afición melenuda es de las más fieles y conocedoras del país y de ninguna manera se dejaría influenciar en su decisión de asistir o no al estadio por los comentarios de algún medio de comunicación.  

Es relevante aclarar, que se reconoce el buen trabajo de “El Chile” en la temporada anterior, en la cual, se consiguió el campeonato en el 18.1; sin duda nadie pone en tela de juicio su capacidad como directivo. Pero hasta el momento los resultados no lo respaldan y en éstas declaraciones enparticular, simplemente se equivocó al dejarse llevar por su fuerte personalidad; por lo que bien cabría aceptar su error como lo haría cualquier profesional, pues disculparse no le resta mérito alguno y sí hablaría muy bien de él como directivo.

Carrera, Hit y Error.

Carrera. La gran temporada que están teniendo los Acereros de Monclova, quienes, después del primer juego de la serie en Yucatán, presumían números de 23-8 en ganados y perdidos para un .742 de porcentaje; lo cual lo posiciona como el mejor equipo de la actual temporada.

Sin duda es un equipo muy poderoso y aspirante natural a alzar la Copa Zaachila. La directiva acerera no ha escatimado ningún esfuerzo al momento de sacar la chequera y contratar a verdaderas estrellas para su plantilla y los resultados ya están a la vista.

Hit. Todo parece indicar que el serpentinero de los Tecolotes Luke Heimlich tiene dos propósitos: triunfar en la Liga Mexicana de Béisbol y lograr que cuando se hable de él sea únicamente en el plano deportivo. Resulta que, en el último juego de la serie ante los Leones de Yucatán, el originario de Seattle lució en la loma de los lanzamientos al maniatar en cuatro hits y una carrera durante seis episodios a la ofensiva melenuda.

De manera discreta Luke acumula 3.41 de efectividad, lo cual no espanta a nadie, pero que tiene un valor agregado debido a que en la Zona Norte en la cual lanza regularmente se batea mucho y fuerte.  

Error. Los altos precios de los productos comestibles que son vendidos en los estadios de LMB, he recibido comentarios de varios aficionados de diversas plazas, en los cuales se quejan de ese tema en particular.

Este punto toma mayor relevancia, cuando se acude al estadio en un plano familiar, pues el nivel de gasto se incrementa de manera superlativa. Considero que las directivas de los equipos deben prestar atención en este tema, pues bien podría ser una de las causas de las bajas entradas.

Se entiende que no se dejen pasar alimentos ni ciertas bebidas; pero lo que se me hace una exageración, es que ni agua se permita ingresar.

¡Saludos desde Mérida, afición beisbolera!

Respondemos a sus amables comentarios en:

Mail: [email protected]

Twitter: @rodrigo_may