Cuando Pedro Martínez azotó al “soldadito” Zimmer

noviembre 13, 2019

Tirabuzón

CIUDAD DE MÉXICO.- En República Dominicana circula la autobiografía del inmortal del Salón de la Fama de Cooperstown, el ex lanzador, Pedro Martínez, quien tiene mucho que contar sobre su brillante trayectoria, incluidos, desde luego, los roces con sus adversarios que sintieron el rigor de su beligerancia.

¿Recuerdan cuando le estampó las costuras de una pelota en la espalda al sonorense Karím García, en la serie de campeonato 2003, en Yankee Stadium y después preguntó, arrogante y altanero, ¿quién es Karim García?

Y que derivó en otro incidente en el que el tres veces Cy Young arrojó al piso al combativo coach de los anfitriones y entonces septuagenario, Don Zimmer, el “soldadito”, en una gresca provocada por una “rasurada” de Roger Clemens a Manny Ramírez.

Esa fue una auténtica batalla, pero pudo haber sido peor si por lo menos un jugador de los Yanquis se hubiese percatado del “cuerpo a cuerpo” entre el joven pitcher y el anciano coach de banca del manager Joe Torre.

Ningún Yankee se dio cuenta, aparte del respetable, los medios de información y la audiencia pública, naturalmente, porque mientras los rijosos se concentraron cerca del montículo, Martínez, que salió del dugout con su chamarra de los Medias Rojas puesta y Zimmer (1931-2014), se encontraron cerca del pentágono.

Aclarándose que el viejo combatiente, “amuleto” de los neoyorquinos que ganaron las Series Mundiales de 1996, 1998, 1999 y 2000, rápido y furioso, intentó primero agarrar de las solapas al caribeño.

EL paisano de Nío, Guasave, Edwin Valle (0-0, 3.00), está aprovechando al 100 con los Mayos de Navojoa, relevando y abriendo, las enseñanzas de uno de los mejores maestros que pudo encontrar, Héctor “Caballo” Heredia, ahora también su manager.

Valle, que en la Liga Mexicana pertenece a los Generales de Durango, es el primer nativo de esa comunidad, considerada futbolera y en donde el famoso padre Kino y los Jesuitas dejaron huella en el siglo 17, en actuar en la Liga Mexicana del Pacífico, detrás de dos serpentineros que solamente lo hicieron en la pelota veraniega.

Ellos fueron, Adolfo Castro, quien en 1979 salvó y cerró algunos de los triunfos de Fernando Valenzuela en la trinchera de los Leones de Yucatán, y Rogelio Zambrano, zurdo egresado de la segunda generación de la Academia de Pastejé, en 1982.

OBSERVACIONES: De viva voz, los Tomateros echaron a la red a Óliver Pérez, anunciando que probablemente no estará con el conjunto, debido a que los Indios de Cleveland lo anotaron en la lista de la llamada “fatiga extrema”.

Elegible para la agencia libre, Manuel Bañuelos (3-4, 6.93) se habría resignado a su suerte dentro de los planes de los Medias Blancas de Chicago, que necesitados de un lugar en el roster de 40, semanas atrás lo asignaron a la sucursal, Caballeros de Charlotte, en la Liga Internacional AAA.

En un recorrido en el que como antaño, en la Mex Pac circulan varios legionarios clase AAA, los Yaquis de Ciudad Obregón agregaron a sus filas al californiano José Rojas, un toletero de 26 años que atizó 31 jonrones y mandó a la goma a 107, para los Abejorros de Salt Lake City, filial de los Angelinos de Los Ángeles, en la Liga de la Costa del Pacífico.

Los Algodoneros de Guasave dieron de baja al ahora Dodger AAA, Jon Kemmer (.252, 6, 13), quien sí encontró diferencia entre el pitcheo LMP y LMB. En verano bateó .355 con 21 bambinazos y 49 remolcadas con los Generales y en el otoño, .179, 0, 3 para Charros de Jalisco y .205, 0, 2 en las filas blanquiazules.

[email protected]

[email protected]