Corta Christian Villanueva mala racha; caída de Osuna en junio

julio 2, 2019

Tirabuzón

CIUDAD DE MÉXICO.- Saliendo de un letargo que le arruinó junio, Christian Villanueva (.215, 8, 21) se voló la barda por primera vez en casi un mes, su único imparable en dos viajes y produjo otra carrera con un bolazo, ayer, para ayudar a los Gigantes de Yomiuri a vencer 6-0 a los Dragones de Chunichi.

El pelotazo al ex ligamayorista, en el primer inning, puso la pizarra 4-0 y en el tercero, empalmó su octavo bambinazo, para remachar la victoria (41-31) que afianzó a los Gigantes en el liderato de la Liga Central.

En 16 encuentros del recién finalizado sexto mes del año, el ex tercera base de los Padres de San Diego bateó .167 (42-7), con dos vuelacercas y seis producidas, incluido un grand slam, ante Chunichi, el día primero.

HOY, el draft de agentes libres de la Liga Mexicana del Pacífico, nacionales y extranjeros, en la antigua sede del circuito, Hermosillo capital sonorense, con la inédita participación de los Sultanes de Monterrey.

Por razones obvias, el otro club de expansión, Algodoneros de Guasave, renovará afanes en un escenario en el que en un pasado cercano se sirvieron con la cuchara grande, reclutando, nada más y nada menos que al aporreador Japhet Amador, flamante Novato del Año 2009 de la Liga Mexicana.

Después de este evento que, desde luego, se podrá seguir a través de las infalibles redes sociales, la LMP le bajará el volumen a un estruendo sostenido desde aquél domingo 27 de enero, cuando el presidente de la República Andrés Manuel López Obrador, anunció en Guasave el prometido retorno de los Algodoneros y soltó la bomba del ingreso de los Sultanes.

ROBERTO Osuna (3-1, 17, 2.12) tuvo un alto en su meteórica trayectoria con los Astros de Houston en Junio, como activo de un mal momento de los punteros de la división Oeste, que lo limitó a solo ocho actuaciones.

El cerrador de las 97 millas solamente logró un rescate, falló en dos oportunidades y sufrió una derrota, en apenas siete innings y dos tercios en que ponchó a 10 y caminó a uno.

Fue la cosecha de salvados más floja del sinaloense en un mes, desde que consiguió tres para los Azulejos de Toronto, casualmente, en junio de 2016, como la sensación de la Liga Americana y alrededores.

El desempeño del guasavense, sin duda, incidió para su marginación del Juego de Estrellas de la próxima semana en el Progressive Field de los Indios de Cleveland. En 2017, asistió a Miami y aportó un episodio en ceros en un ajustado triunfo del “joven circuito”, 2-1.

SIN estabilidad desde que Homar Rojas estuvo en el cargo entre 2014 y 2016, todavía en la era del hoy célebre empresario Alonso Ancira Elizondo, quien a principios de 2017 entregó la estafeta a Gerardo Benavides Pape, muchos se preguntan si, finalmente, el estadounidense Pat Listach será el que saque al buey de la barranca, obteniendo el ansiado primer banderín para los Acereros de Monclova.

Rojas quedó a nada en 2015, en la serie final contra los Tigres de Quintana Roo, pero ya poco pudo hacer en 2016, al igual que la procesión en los tiempos de Benavides y en los que se incluye al ex bigleaguer Wally Backman, el bisoño Jorge Luis Loredo, el venezolano Carlos García y Pedro Meré.

Estos dos últimos, cortados abruptamente, a pesar de sus buenos oficios, víctima de los excesos y corazonadas de alguien que ejerce el poder a plenitud y a quien en 2016, aparentemente sin buscarlo, le cayó del cielo el campeonato de los Pericos de Puebla.

OBSERVACIONES.- Los Astros anunciaron a su debutante de anoche, José (Hernández) Urquidy, como el primer bigleaguer mexicano forjado en sus filiales, mientras acá, los Sultanes proclamaron que el mazatleco surgió de sus canteras.

Urquidy se convirtió en el quinto sinaloense este año en el Big Show, detrás de Roberto Osuna (Houston), Óliver Pérez (Cleveland), Julio Urias (Dodgers) y Luis Urías (San Diego), cifra tope entre aztecas y en el 22 de todos los tiempos de la entidad, sólo por debajo de Sonora (29).

Murió en República Dominicana Luis Mercedes, jardinero de breve paso ligamayorista en los noventa y visto también en esa década en la Liga Mexicana con Leones de Yucatán y Olmecas de Tabasco. Problemas renales provocaron su deceso a los tempranos 51 años de edad.

[email protected]

[email protected]