Christian Villanueva y Charros

noviembre 3, 2018

Séptima entrada

LO MISMO.- Si Christian Villanueva se  dejó ver en el estadio Charros y ha dejado entrever que le gustaría vestir el jersey del equipo tapatío, ¿hasta dónde será verdad que podría jugar con Yaquis, a quien pertenece en invierno?. Desde hace unas semanas, se ha mencionado la posibilidad de que el antesalista que dio 20 cuadrangulares con Padres de San Diego apenas el torneo que acaba de finalizar, la afición de Ciudad Obregón y la región esperan ese momento.

URGE.- Pero, mientras, Yaquis está urgido de un antesalista que venga a darle más poder a la alineación que confecciona Sergio Omar Gastélum, actual piloto del equipo, pues Cheslor Cuthbert sigue sin tomar ese ritmo que de él se espera, toda vez que por algo llegó a MLB con Reales de Kansas City. Ya son muchos juegos y la paciencia de los directivos puede llegar al límite. Nos recuerda el trabajo del nicaragüense, con el bat, a Alex Liddi de hace un año cuando estuvo fallando bastante.

ALGO.- Regresando con Villanueva, nos imaginamos que Charros algo ha de haber ofrecido con tal de hacerse de los servicios del jugador nacido en Guadalajara. Pero no ha de ser mucho lo que traiga ese ofrecimiento, pues no ha terminado por convencer a los directivos de Ciudad Obregón. Charros, en realidad, no tiene mucho que dar, tal vez por ello las negociaciones no han progresado.

DOS.- ¿Qué tal un interesante pitcher novato, acompañado de Julián Ornelas. Si Villanueva no pretende regresar a las filas del equipo que lo dio a conocer la temporada del 2012-2013, algo deberán rescatar los directivos de Yaquis. Julián es un elemento que tiene todo para triunfar en el beisbol mexicano y si Charros en verdad quiere a Christian, tiene que soltar algo que mueva el tapete de sus colegas Yaquis.

HERMANO.- Yaquis, por otro lado ha dicho que dentro de poco podrían contar con la promesa de Padres, Tirso Ornelas, hermano menor de Julián. Tirso fue timado por Yaquis hace tiempo en un draft, pero ni siquiera ha venido a los entrenamientos, menos a jugar con la tribu del sur de Sonora. Hay expectación por verlo en Ciudad Obregón, pues se habla de una promesa que está destinado a llegar al Big Show.

DIFÍCIL. Hasta donde sabemos, la organización de San Diego cuida, evidentemente, a esta joyita. Y si años atrás no le daba la anuencia para que vinera, en estos días se antoja más difícil, pero todo es cuestión de convencer a su organización, junto al jugador, para que venga una corta temporada. Tirso no sería la solución, pero sí algo que interese ver a los aficionados. Y si se juntara con su hermano Julián, por supuesto que mejor.

SIGUE.- Yaquis juega, desde anoche, en el “Manuel “Ciclón” Echeverría”, ante unos Mayos que vienen derrotados al caer por limpia en el estadio Charros ante un equipo embalado que quiere el primer sitio que tienen los Venados y peligran en su visita en Mexicali. Y después de la serie en Navojoa, Yaquis jugará una serie interesante en el NEY ante un equipo que está perdiendo muchos encuentros: Águilas.

SORPRESA.- Y con Águilas, anote usted, podría venir otro dirigente si no son capaces de ganar la entrevista en su casa ante los porteños. Y ese manejador, vea usted, podría ser una sorpresa, pues es sumamente conocido de todos los amantes del deporte rey en Ciudad Obregón y la región. El nombre nos lo reservamos, pero recuerde que aquí se los adelantamos.

SÍ.- Es decir, en estos momentos, Luis Sojo, el piloto venezolano, está bailando la cuerda floja, por la marcha tan despacio que llevan los fronterizos. Usted sabe que siempre el hilo se rompe por lo más delgado, por eso insistimos que la cabeza del estratega de los Caballeros Águilas, podría rodar si no ganan la entrevista en su casa. No será fácil, por supuesto.

DESPUÉS.- Y para Yaquis, después de jugar en Navojoa y recibir a los Águilas, le toca una salid que se antoja difícil. Se meterán en la casa de los Tomateros que a pesar de estar en situación comprometida, en estos momentos, es un equipo que podría en ese tiempo, haber dejado el mal momento atrás.

ANTES.- Pero para ese entonces, Tomateros tendrá que haber saldado dos compromisos duros. Desde anoche en la casa de los de la capital de Sinaloa enfrentan a Charros y después de meterán en el estadio Sonora ante un compuesto, al parecer, equipo Naranjeros. Lo dicho, no hay equipo fácil en LMP. Hoy podrán verse bien y al rato caen con un equipo que no parece complicado.

¡¡BUENOS DÍAS!!

[email protected]