Chris Roberson, alguien que llegó para hacer historia

septiembre 16, 2018

Séptima entrada

POCOS.- Hablando de algunos importados que han regresado a tratar de ratificar lo que hicieron en el año de su presentación, es citar a muy pocos. Les cuesta, a la mayoría, demostrar que pueden con este béisbol y a veces los que llegaron y tuvieron una presentación casi de ensueño, suelen fallar. Pero, insistimos, no todos han fracasado en su segunda temporada o después.

LONGEVO.- De elementos importados durables, al primero que hay que citar es al norteamericano ya naturalizado mexicano, Chris Roberson. El moreno ha jugado por espacio de 13 temporadas. Las seis primeras con Naranjeros, y el resto con Águilas de Mexicali. Tal vez los directivos de Hermosillo sospecharon que Roberson iba a venir en picada y lo dejaron ir a la frontera, donde parece que el tiempo no le hace mella.

OTRO.- Otro que recordamos que hizo huesos viejos en LMP, fue Darrel Sherman que jugó once campañas con Tomateros y todavía regresó para jugar la doceava con los hoy desaparecidos Algodoneros. Igual que Roberson, Sherman fue un patrullero central con tremenda velocidad y efectividad. Por supuesto que Roberson no se queda lejos a sus recién cumplidos 39 años. Sherman parece regresará a los guindas a sus 50 años.

MÁS.- Hay otros que es de justicia recordar. Uno es Charles Bubba Smith que  conocimos primero con Venados y posteriormente con Águilas de Mexicali. Con cada equipo conquistó dos títulos de cuadrangulares. Poderoso bateador que decidía juegos con un solo swing y de esos que jamás olvidarán los aficionados sobre todo los de las ciudades donde jugó.

TAMBIÉN.- Uno más que no puede quedar en el olvido, es Willie Ainkes. Con el convenio que en esos años (1976) tenía Yaquis con Anaheim, les envió a este toletero que más tarde llegaría a MLB. Ganó un título de cuadrangulares con la tribu, pero más tarde lo trajeron los Venados y con ellos ganó dos más. La historia de este slugger en MLB, usted debe conocerla.

IGUAL.- Uno más que trajo Yaquis y dio muestras de poder con el circuito, fue Matt Stark a mediados de los noventa. Al no interesarse la tribu por este fortachón jugador, lo trajo a finales de los noventa Tomateros, con gran tino que fue champion bat dos años seguidos. El apodado “Popeye”, se convirtió, en el poco tiempo jugando para el equipo de Culiacán, en todo un ídolo. Ya retirado, era scout de Azulejos de Toronto y nos tocó verlo en la Serie del Caribe de Mazatlán 2005.

DOS.- Uno más que dejó grata impresión, fue Morgan Burkhart con Mayos. El ambidiestro bateador fue campeón en cuadrangulares dos veces para la tribu del sur de Sonora y es de los pocos que han botado dos pelotas en un juego, uno bateando de derecho y el otro de izquierdo. El otro que recordamos repetir este truco, fue Luis Carlos García. Y Burkhart es de los pocos que ha rebasado la cifra de 20 para la calle.

DURO.- Con Cañeros, a principio de los noventa, vino un tremendo toletero de nombre Nelson Simmons que fue el mejor en bambinazos los años 92-93 y 93-94 con 16 y 18 batazos atrás de la cerca. Un obusero que impresionaba verlo pararse en la caja de bateo. Los aficionados a los Esmeraldas, deben recordarlo con nostalgia, sobre todo los de antaño.

MENOS.- Entre los pitchers, no hay mucho qué decir acerca de algunos que han repetido grandes trabajos. Recordamos a uno, Tim Burchan con Yaquis por dos años fue un efectivo ganador de juegos. Algunos como Tim Leary, con Tijuana; Mike Paul con Tijuana y después con Yaquis; Blaise Ilsley, con Hermosillo; Spike Lundberg, con Guasave, pero el que se recuerda por haber dejado el record de rescates que hace unas campañas empató Andrés Ávila, de Cañeros con 23, es Mark Zappeli.

OTROS.- Hay que mencionar a serpentineros que aunque no fueron de constancia en otros años, pero se vieron bien en la loma en calidad de relevistas, hay que citar a John Johnstone, de Hermosillo; Todd Revening, de Mazatlán; Mike García, de Mexicali; Bryant Corey, de Mazatlán; Marc Kroon, de Culiacán; Dale Thayler, de Guasave; Tim Lavigne, también de Guasave

EXPECTACION.- Lo anterior viene a colación por el japonés Tomo Otosaka, a quien Yaquis anuncia como una real contratación que ha sido del agrado de muchos de sus seguidores. El patrullero estuvo solamente un rato que jugó el torneo anterior, sin embargo se dio el lujo de batear un sólido .410 y eso hace que las expectativas sean grandes para el futuro del equipo en el torneo que se avecina. ¿Podrá repetir su gran presentación?. Ya se verá.

¡¡BUENOS DÍAS!!

[email protected]