Chris Carter y sus días en Guasave

julio 7, 2019

Séptima entrada

LLAMADA.- A propósito del reclutamiento que Yaquis hizo en el pasado draft de extranjeros de LMP, de Chris Carter, nos llama el doctor Sergio Fragoso para preguntar sobre si estábamos enterados que este toletero ya ha venido a jugar en LMP. La respuesta es afirmativa, este moreno vino en la temporada del 2009 con Algodoneros de Guasave, donde, por cierto, hubo poca paciencia para el jugador.

NÚMEROS.- Carter jugó, en aquella ocasión, solamente 17 juegos, tomó 66 turnos al bat, anotó 12 carreras, produjo 10, conectó 14 imparables, un doble y botó cinco pelotas, le dieron nueve bases por bola y se ponchó en 27 ocasiones. Como podemos ver, sus números no fueron malos, pero tal vez el poncharse muchas veces, obligó a la directiva de aquellos Algodoneros, a enviarlo a su casa muy pronto, tal vez, de lo debido.

PROSPECTO.- Nos dice el doctor Fragoso, que Carter era, en ese entonces, un prospecto grande de Oakland y por eso el interés de enviarlo a este circuito para que aprendiera a batear el pitcheo rompiente, pues poder siempre ha tenido desde que decidió jugar beisbol, pero su principal problema es que se poncha demasiado.

DEMASIADOS.- “En términos redondos, Carter se ponchó, en ocho años y 2,500 turnos, la friolera de mil veces, es decir, mucho aunque se entiende que los grandes toleteros suelen ser pasados por la vía de los strikes, o sea, cada 2.5 veces que vino al bat. Muchos en verdad”.

LOGRO.- Más adelante nos dice que en el 2007 parqueó 39 pelotas en clase A en la Liga de California y en el año del 2008, Carter fue nombrado Jugador del Año por Oakland en Ligas Menores. En el 2009, estuvo en la Liga de Texas con Misland y Sacramento en triple A, pegando 28 cuadrangulares y  fue incluido en el roster de los 40, fue cuando decidieron enviarlo a Guasave. Y al siguiente año fue enviado a la Liga de Venezuela.

IMPORTANTE.- Para Sergio Fragoso, el que Carter viniera a este beisbol (LMP), sería un cañonazo no solo para la ciudad sino para la misma Liga, pues toleteros de su calibre, poco se han visto en el circuito y está de acuerdo en que su sola presencia con Yaquis haría que muchos aficionados asistieran al parque.

UN COACH.- “Creo, prosigue, que para buscar la forma de que no lo ponchen demasiado, Yaquis se dé la tarea de buscar un coach de buen nivel, de esos que tienen fama de ser efectivos y a la vez ayudaría a al resto de sus bateadores. De que existen esos coachs, existen, solamente que hay que dar con uno y traerlo”.

PLANTEARSELO.- “Si en verdad quieren convencerlo para que reporte con ellos, aparte de la cuestión monetaria deben explicarle lo interesante que podría ser tener aquí un buen año y bajando la cuota de ponches buscar un regreso a MLB. Todavía no es un veterano, puede intentar regresar al mejor beisbol del mundo con otra organización su poder allí está y es lo importante”.

UN SWING.- Fragoso Bernal considera que para Yaquis, Carter sería un bat de respeto. De esos que con un solo swing deciden los encuentros. No es fácil conseguir un elemento de su talla, y si en LMB ha podido con el pitcheo de muchas curvas, así lleve 96 ponches en 261 turnos, aquí también puede conseguir tener un buen año.

CONFIRMA.- Para el galeno, la venida de Carter a Guasave, hace una década, confirma su opinión que el beisbol de Grandes Ligas siempre ha tenido la voluntad de enviar prospectos a jugar en invierno. De hecho a ellos les conviene que así sea porque ven a los circuitos invernales como ligas instruccionales donde los jugadores practican otras posiciones, los pitchers buscar otros lanzamientos y otros corregir algunos defectos de bateo y sobre todo a los que les hace daño la curva como fue el caso de Chris Carter.

YA NO.- Y hay razones de peso para darle la razón al doctor Fragoso. Cuando Carter vino con Algodoneros, era un jugador muy verde, joven e inexperto y aun así se dio el lujo de botar cinco pelotas en apenas 66 turnos. El atractivo sería verlo de cuarto bat y buscando la barda seguido para ayudar a un equipo que busca regresar a los primeros planos después de algunas malas temporadas aunque ya el torneo anterior dio muestras de mejorar al llegar hasta la final. ¿La perdieron?, sí, pero eso demuestra un avance para un futuro cercano.

¡¡BUENOS DÍAS!!

[email protected]