Charros y su campeonato

enero 30, 2019

Séptima entrada

CAMPEÓN.- Merecidamente Charros se alzó con el campeonato de este torneo que anteayer llegó a su fin masacrando a unos Yaquis que poco pudieron hacer ante un equipo que lo dominó en los cuatro juegos que ganó y se ganó el derecho de asistir a la Serie del Caribe que en esta ocasión, se sabe, se celebrará en Panamá porque la Confederación del Caribe así lo consideró.

POCO.- Yaquis llegó a donde pocos lo esperaban, al final, un segundo sitio que no muchos recordarán, casi siempre se recuerda más al campeón. Los directivos de la tribu, después de un breve descanso, tal vez, se pondrán a trabajar con miras a la próxima temporada, pues si bien no es mucho, nos imaginamos, lo que hay que corregir, sí será complicado tapar dos o tres huecos que se notaron.

URGE.- Para empezar, deben darse la tarea de buscar un receptor que venga y haga el trabajo con el guante y con el bat. Aquí lo mencionamos,  un extranjero de esos que estén acostumbrados a jugar en invierno. Con 12 importados que autorizaron para la primera vuelta, se imponía un receptor, pero se la volvieron a jugar con Armando Araiza y el joven aún, volvió a fallar con el bat.

MÁS.- Se descuidó la rotación abridora hablando principalmente del material nacional. Tal vez se confió en los importados que vendrían. Pero usted y todos, sabemos que el extranjero es un volado al aire. No se sabe cómo van a responder. Por eso estuvieron batallando, no solamente en la postemporada. Y para colmo ni un abridor reclutaron entre los tres refuerzos seleccionados en su oportunidad, porque, claro, había más huecos qué tapar.

BIEN.- Como vemos, no son muchos los huecos que hay que cubrir. Se ha formado un cuadro muy bueno con los jugadores que parecen llegar a su madurez. Con Isaac Paredes, Carlos Sepúlveda, Moisés Gutiérrez, Juan Carlos Gamboa, tienen para necesitar solamente un carabinero en la primera base. Son jugadores, los citados, para ser utilizados todos los días.

PATRULLEROS.- En los jardines, deben regresar JJ Aguilar y Leo Heras, así como el dominicano que fue seleccionado como refuerzo para la Serie del Caribe, Jesús “Cacao” Valdez. Y darse a la tarea de buscar un importados más como patrullero, más un BD que venga, desde la primera vuelta, a dar batazos importantes. No, no es mucho qué hacer, por eso se exigirá que lo hagan bien.

DE ALLÁ.- Dejarse, también, de contratar elementos por recomendación. La idea sería ir personalmente a visitar los campos de entrenamiento o de juego, en Estados Unidos. Constatar lo que se va a contratar. Que no se los recomienden y ya. Hacer como se hacía en antaño, verlos y convencerse de que deben venir como refuerzos, pues no hay que olvidar que eso son y deben ser escogidos de calidad, no al ahí se va.

NO.- Nos pregunta un aficionado, ¿no se le pide al receptor que sea efectivo en su defensa y dejar por un lado lo que deje de hacer son su bat?. No estamos de acuerdo, eso era en el béisbol de los  sesenta y setenta. En la actualidad hay que esperar de los catchers, que sean buenos también con el bat. Las exigencias del béisbol de hoy, así lo indican.

EL MANEJADOR.- Seguramente los planes hasta ahora sean la de que Sergio Omar Gastélum regrese al timón de Yaquis. Lo decimos porque en la postemporada hubo severas críticas contra el Manejador del Año. Siempre lo hemos dicho, no hay piloto perfecto. Todos tienen errores, y creemos que el apodado “güero” no es la excepción. Esta temporada será aleccionadora para el estratega.

SÍ.- Tal vez más de uno se pregunta qué fue lo que le sucedió al piloto cuando dejó mucho tiempo a Yoanner Negrín en el juego final. Sí, eso nos han preguntado muchos aficionados. La verdad la desconocemos, se entiende que un manejador en esa situación, debe irse con todo, pues no había mañana. Si los relevos oportunos no hubieran respondido, ni a quien echarle la culpa.

ASESOR.- A toro pasado, por supuesto, pensamos que había necesidad de un asesor para Gastélum. ¿Quién?, tal vez alguien con experiencia en estos jugos. ¿Qué tal un Eddie Díaz que pasó por situaciones como esta muchas veces?. Lo tenían al alcance, no como dirigente, pero sí para consultarlo en momentos importantes como el señalado. Pero, insistimos, debe regresar Sergio Omar, pues vendría con mucha más experiencia después de analizar lo sucedido. No hay que olvidar que fue capaz de llevarlos a una final y ganar dos juegos. Si perdió, no debe, ser crucificado. No.

¡¡BUENOS DÍAS!!

[email protected]