Charros y Cañeros obligados a levantar

noviembre 26, 2018

Séptima entrada

IGUAL.- Así como estuvo de cerrada la primera vuelta de esta edición de LMP, parece que la parte complementaria estará igual. Al menos va “pintando” al transcurrir la primera serie el pasado fin de semana. Cuatro equipos con 2-1 y cuatro con 1-2. Es decir, no hay equipos que hayan puesto tierra de por medio, aunque en las próximas entrevistas podrían despegarse alguno o algunos.

OBLIGADOS.- Aunque Naranjeros, Yaquis, Águilas y Mayos no tienen nada seguro, salvo buen puntaje, no deberán descuidarse, al contrario. Los que sí están obligados a tener una  segunda ronda muy buena, son Cañeros y Charros pues la puntuación de lograron es demasiada baja y son candidatos viables a quedarse sin béisbol en el mes de enero si no se apuran.

DOS.- Los dos equipos que no tendrán problemas para conseguir el boleto a play offs, son los actuales campeones Tomateros de Culiacán y Venados de Mazatlán que quedaron primero y segundo lugar. Los primeros, lógicos favoritos para repetir, mientras los segundos a cuidar lo conseguido y llegar en buena forma a la fiesta del mes de enero. El equipo guinda sigue consiguiendo importante jugadores, mientras los porteños, no querrán rezagarse.

IGUAL.- Naranjeros anuncian nuevos extranjeros, después de ceder la serie ante Yaquis. Y con el arribo de Jaime García y Fernando Salas, promete mejorar sustancialmente para llegar en magnífica forma a los juegos importantes, después de las seis unidades conseguidas a base de jugar un buen béisbol después de un inicio que no presagiaba mucho. Menos la duración de su manejador que ha sobrevivido contra viento y marea.

BIEN.- Otro conjunto que no quiere conformarse con esos cinco buenos puntos que consiguieron de última hora, son los Yaquis. Acaban de debutar a una pieza que podría resultar vital en sus aspiraciones en la persona del cubano Yoanner Negrín que ya de adjudicó el primer triunfo con la tribu de Sergio Omar Gastélum y eso los hizo empezar con  pie derecho la segunda vuelta.

MÁS.- Pero la tribu de Cajeme no quiere conformarse con haber conseguido a Negrín que llegó del béisbol de Venezuela. De un momento a otro van a anunciar a un pitcher abridor que ha sido grande en el béisbol de LMB. El nombre lo darán a conocer muy pronto. Les podemos adelantar, solamente, que es un lanzador de un país de América del Sur donde poco se juega béisbol. Más bien, es país futbolero.

LÍDER.- Si su hermano, Luis Urías, ya tuvo su debut en el mejor béisbol del mundo, su hermano Ramón no quiere quedarse atrás y sigue jugando un tremendo béisbol para ganarse por su propio derecho una anisada oportunidad aunque con otra organización. El jugador de cuadro de Cañeros, es hasta el momento el mejor bateador de LMP con un sólido .344. De lograr un debut en el Big Show, sería otra pareja de hermanos mexicanos.

EXTRAÑO.- Lo que sí se ve extraño, aun a estas alturas, es la salida de Ramón Urías de Águilas de Mexicali, cuando desde su permanencia en la frontera se sabía de sus grandes facultades para desempeñarse en este deporte. Se especula que mucho tuvo que ver el entonces manejador de los fronterizos, Gil Velázquez por el motivo de que cuando era jugador Gil, lo había enviado a la banca. Quién sabe.

A CONFIRMAR.- Después de ser elegido el Novato del Año del torneo anterior, el obregonense Jaime Lugo, estelar de la loma del equipo Mayos, está en pos de confirmar lo que hizo hace un año. Con un 3-1 en ganados y perdidos y un buen 2.56 de efectividad para estar en el segundo sitio entre los lanzadores, Lugo quiere tener otro año parecido al de la campaña pasada.

SIGUEN.- Tanto Casey Coleman de Tomateros, como Jesús Pirela de Mayos, siguen en su carrera en pos del record de juegos salvados. El primero con 14, el segundo con 13, tienen casi toda la segunda vuelta para al menos pegarle un susto al mencionado record. Serpentinero como Jason Urquídez (22), Marc Kroon (20), Bryan Corey (21), entre otros, han amenazado seriamente el record, pero se han quedado cortos, muy cortos

EMPATÓ.- El record citado es de 23, impuesto en el año de 1991 por Mark Zappeli, con 23,lanzando para Yaquis, hasta que hace casi tres años, fue empatado por Andrés Ávila que parecía dejarlo atrás, pero con casi una semana de acción después de llegar a esos 23, no logró otro. ¿Conseguirán romper esa marca Coleman o Pirela. Están, los dos, cortantes en sus relevos. Y estando, al menos el primero en un equipo ganador, parece tener más oportunidad. Parece la oportunidad.

¡¡BUENOS DÍAS!!

[email protected]