CHARLANDO DE BEISBOL

José Luis “Chile” Gómez

Por Rodrigo Robles / @rodrigoroblesb

Veracruz, Ver., MÉXICO. – “Lanzo la pelota con una velocidad de noventa y dos millas por hora, pero me la batean igual de fuerte”, JOAQUÍN ANDÚJAR. –

** SEGUNDO MEXICANO EN MLB. – Nació un 23 de mayo de 1909 en un poblado llamado Villa Unión, cerca del puerto de Mazatlán en el Estado de Sinaloa. Fue el segundo mexicano en llegar al beisbol de las Grandes Ligas y fue un segunda base excepcional.

Su infancia transcurre entre la escuela y los polvorientos campos de beisbol en su localidad natal donde día con día desarrolla sus habilidades y cualidades que lo encumbraron durante su carrera profesional.

Fue Homobono Márquez, un manager muy reconocido en las décadas de 1920 y 1930, quien se da cuenta de las grandes facultades que José Luis poseía para jugar al beisbol. En 1931 a Homobono le fue encargado un selectivo de jugadores de Sonora para realizar una gira a la Ciudad de México para enfrentar a equipos de Liga Mexicana, entre esos jugadores iba el “Chile” Gómez de 21 años de edad y que destacaba con su 1.78 mts. de estatura y 74 kgs. de peso.

En 1933 militó con los Beckley Black Knights de la Middle Atlantic League, sucursal de los Rojos de Cincinnati donde encabezó a los segundas bases en participación en jugadas de doble play con 76. Con el mismo equipo, pero en 1943, bateó sólo .225 y ese mismo año fue transferido a los Bartlesville Reds de la Western Association League.
No obstante José Luis llegó a Grandes Ligas para convertirse en el segundo mexicano en ese nivel después de Melo Almada, ya no con los Rojos de Cincinnati, sino con los Filis de Filadelfia, con quienes debutó el 30 de julio de 1935 a la edad de 26 años. En ese primer año bateó .230, producto de 51 imparables en 222 turnos al bate y 67 juegos.

En 1936 sus números fueron similares a la ofensiva, pero a la defensiva jugaría en su posición habitual de la segunda base y también en las paradas cortas. Bateó .232 de porcentaje, con 77 indiscutibles, 332 turnos en 108 encuentros.

En 1937, José Luis Gómez fue contratado por los los Gigantes de Nueva York que lo enviaron con los Jersey City Giant, su principal sucursal con quienes bateó .230. Sin embargo en el transcurso de esa estadía decide incursionar en la Liga Mexicana con los Electricistas del Necaxa que jugaban en el desaparecido Parque Delta.

En ese año se convirtió en el primer pelotero mexicano firmado por un equipo del béisbol cubano, con el Santa Clara con el que jugó par de temporadas y dos más con los Elefantes de Cienfuegos.

La LMB sufrió una contracción de cuatro equipos para 1938, desaparecieron equipos como el Agricultura de México, Tránsito de México, Petroleros de México y los Electricistas del Necaxa, por lo que el Chile Gómez fue contratado por los entonces campeones Rojos del Águila de Veracruz.

Dirigidos por el cubano Agustín Verde, los Rojos del Águila consiguieron el bicampeonato al culminar con marca de 40 victorias y 9 derrotas en un rol de apenas 49 juegos y que coronaba al mejor en porcentaje de ganados y perdidos, superando por seis juegos a su más cercano perseguidor, el Agrario de México.

La Temporada de 1939 la comienza en Veracruz, pero a mitad de temporada fue cambiado a los Cafeteros de Córdoba que dirigía el cubano Lázaro Salazar y que resultaron ser los campeones al obtener marca de 46 juegos ganados y 12 perdidos.

En 1940 y 41 militó con los Industriales de Monterrey antes de dar el salto otra vez a las Ligas Mayores en 1942 con los Senadores de Washington con los que inició la Temporada ya con 33 años de edad, siendo muy mencionado un triple que le conectó a Vernon “Lefty” Gomez en la jornada inaugural de esa temporada.

Sin embargo no pudo batear más y el 30 de mayo fue su último juego contra los Yanquis de Nueva York y después de 25 juegos en Grandes Ligas fue enviado a Tennesee con los Chattanooga Lookouts de la Southern Association League, en ese lapso decide regresar a México con los Pericos de Puebla con los que tuvo un porcentaje de bateo de .326 en 20 juegos.

En tres campañas en el “Big Show” bateó .226 (142 de 627) con 56 carreras y 50 carreras impulsadas en 200 juegos, incluidos nueve dobles, tres triples y tres bases robadas. Hizo 203 apariciones en el cuadro en segunda base (126), campocorto (76) y tercera base (1).

Militó 17 temporadas en la Liga Mexicana, participó en 904 juegos, 3342 turnos al bat, anotó 534 carreras, con 929 hits, porcentaje de bateo de .278 y .350 de slugging.

Fue entronizado al Salón de la Fama del Beisbol Profesional Mexicano en 1971. Falleció el primero de diciembre de 1992 en la ciudad de Nuevo Laredo, Tamaulipas.

“Solo después de haber perdido todo, somos libres de hacer cualquier cosa”, CHUCK PALAHNIUK en “Fight Club”.
[email protected]

- Publicidad -

Comentarios

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -
- Publicidad -

Artículos recientes

- Publicidad -
- Publicidad -