CHARLANDO DE BEISBOL

Por Rodrigo Robles / @rodrigoroblesb

“Hasta pronto” Don Andrés Ayón

Veracruz, Ver., MÉXICO. – “Si mi uniforme no se ensucia, entonces eso quiere decir que no hice nada en el juego”, RICKEY HENDERSON. –

** UN FUERA DE SERIE. – En el verano de 2005 caminando entre los pasillos del parque de Beisbol de los Hermanos Serdán me encontré con Tomás “Tommy” Morales, previo a un juego de la Serie Final entre los Saraperos de Saltillo y los Tigres de la Angelópolis.

“El contexto me recuerda que esta ciudad recibió en 1964 a un cubano que era formidable en el centro del diamante”, recordó Tommy mientras nos sentábamos a conversar en una de las butacas. “Se trataba de Andrés Ayón, a quien le bastaron sus primeros tres años para ganar 50 juegos en la Liga Mexicana”.

Andrés Ayón Brown nació en la Habana, Cuba el 22 de octubre de 1936 y conoció la Ciudad de México en 1956 cuando asistió con la Selección Juvenil Cubana al Primer Campeonato Mundial de esa categoría.

Después de ese certamen regresó a su país para jugar con el Almendares, de donde fue firmado por los Rojos de Cincinnati en 1957, se mantuvo en ligas menores hasta 1963.

Para 1964 llega a la Liga Mexicana de Beisbol con los Pericos de Puebla del manager cubano Tony Castaños.

“Me sorprendió cuando el Puebla cambió a Ayón a Guadalajara en 1967”, expresó Tommy Morales. “Sobre todo porque acababa de lanzar un sin hit ni carrera de nueve entradas, precisamente a los Charros en el Estadio Olímpico Ignacio Zaragoza”.

“Esa fue la clave para que los Charros de Memo Garibay fueran campeones en el ’67”, prosiguió Tomás Manuel, “Porque Andrés tuvo una magnífica temporada de 25 juegos ganados, por supuesto que fue el pitcher campeón. Aunque también contaban con Juan Suby que fue el mejor pitcher de efectividad (2.36)”.

El antillano jugó por espacio de tres temporadas más con Jalisco hasta que fue cambiado en 1971 a los Piratas de Sabinas, aunque a mitad de temporada fue solicitado por los Saraperos de Saltillo.

“Los Charros se deshicieron de Ayón y éste llegó al Saltillo en ese inolvidable 1971″, mencionó el otrora decano de la crónica del beisbol mexicano. ” Los Charros del Cananea Reyes consumaron su histórico regreso para campeonar después de ir abajo en la serie 0-3, precisamente contra los Saraperos. Pero Andŕes Ayón fue el líder de efectividad durante la temporada regular con un increíble 1.22″.

La consagración del cubano en el beisbol veraniego llegó en 1972 cuando lanzó el segundo juego perfecto en la historia de la LMB el 30 de junio, ese juego lo ganó Saraperos de Saltillo con pizarra de nueve carreras a cero en siete entradas.

“El juego perfecto fue en el antiguo parque Cuauhtémoc de Monterrey”, rememoró Don Tomás Morales. “Creo que ponchó a 12 y fue apoyado con jonrones de Humberto García y de Guadalupe Chávez. Ese año Andrés ganó otra vez la nominación a pitcher del año, ganó 22 y sólo perdió tres. Un fuera de serie”.

“Ese año del juego perfecto, la Serie Final fue entre los increibles Cafeteros de Córdoba de Mario ‘Toche’ Peláez y el Saltillo que repetía buscando venganza”, continuó Morales Fernández. “Cafeteros ganó los dos primeros juegos en Saltillo y Saraperos ganó los dos primeros en Córdoba. En el quinto juego se enfrentaron Andrés Ayón y el venezolano Juan Ramón Quiroz, fue un duelo de ceros hasta la novena entrada cuando Ayón le dió la base por bolas con la casa llena a Luis Peralta, anotando Willy Arano la carrera del triunfo tres de Córdoba”.

Andrés Ayón regresó a Puebla a mediados de la temporada de 1973. Militó también con los Cafeteros en 1975. Finalmente terminó su carrera con los Tecolotes de Nuevo Laredo de 1976 a 1979.

“La estrella de Ayón era tan grande que a pesar de ya no tener tanta actividad fue parte del campeonato de los Tecolotes en 1977”, Evocó Tommy Morales. “Nuevo Laredo ganó 14 juegos consecutivos al culminar la temporada, y no pararon hasta vencer a los Diablos Rojos del Cananea Reyes en cinco juegos en la Serie Final”.

Por sus logros en el beisbol mexicano, Andrés Ayón fue entronizado al Salón de la Fama del Beisbol Profesional Mexicano en 1997 junto a Maximino León, Alfonso Araujo y Víctor Saiz.

Convalecía de un infarto cerebral, lamentablemente falleció la tarde del domingo 24 de octubre a la edad de 83 años víctima de un infarto.

De tal modo que Ayón alcanzó a Tommy Morales que se nos adelantó en el camino el 27 de febrero del 2018, y los imagino en la liga celestial haciendo lo que mejor solían hacer, uno en el centro del diamante y el otro al lado del micrófono.

“No sé lo que puede llegar, pero sea lo que sea, iré hacia ello riéndome”, HERMAN MELVILLE en “Moby Dick”.

[email protected]

- Publicidad -

Comentarios

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -
- Publicidad -

Artículos recientes

- Publicidad -
- Publicidad -