CHARLANDO DE BEISBOL

Apoteósico final

Por Rodrigo Robles / @rodrigoroblesb

Veracruz, Ver., MÉXICO. – “Una de las cosas más hermosas sobre el beisbol es su historia”, JAMES ABBOTT. –

** EMBESTIDA PARA LA HISTORIA. – La historia y el beisbol tienen sus caprichos particulares. Exactamente 50 años después sucede lo “impensado” o lo “imposible”, que un equipo se recupere de una desventaja de tres juegos en una Serie Final o ahora llamada Serie del Rey en la Liga Mexicana de Beisbol.

La lluvia fue factor en las dos series, tanto en 1971 como en la que recién acabamos de vivir, se apareció justo cuando debía jugarse el cuarto juego de la serie, ambos duelos se suspendieron y el derrotero cambió diametralmente, la felicidad y la tristeza cambiaron de bando.

Tanto Charros de Jalisco y Toros de Tijuana perdieron los dos primeros juegos en casa, pagaron la visita y regresaron a donde iniciaron para escribir su nombre en la historia tan caprichosa, curiosa y dramática.

4 mil 067 kilómetros  separan a Tijuana y Mérida,  fue la Serie Final en la que los protagonistas han tenido que recorrer mayor distancia entre sede y sede.

Ambos conjuntos llegaron hasta las últimas instancias del campeonato sin su manager original, aquel con el que comenzaron la campaña regular. Ambos movimientos cobraron notoriedad en su momento porque los cambios se gestaron aún cuando los dos conjuntos tenían récord ganador.

A mediados de junio, los Leones de Yucatán  perdieron una serie de fin de semana contra los Rojos del Águila de Veracruz en el parque Beto Ávila del Puerto Jarocho, habían perdido su cuarta serie de las últimas seis, por lo que la directiva decidió darle las gracias al oaxaqueño Gerónimo Gil, para después designar como interino a Juan Francisco “Chico” Rodríguez, quien después quedó como coach de banca ante la llegada del boricua Luis Matos,

De lado de los campeones sorprendió en un primer momento la salida del estratega venezolano Omar Vizquel, el comunicado indicaba que tras perder una serie por limpia en el Estadio Chevron ante los Sultanes de Monterrey se tomó la decisión, aunque después trascendió la noticia de la demanda de acoso sexual en Birmingham.

Homar Rojas fue el primer manager cesado de la temporada cuando el primer día de junio le fue comunicado que no seguiría al frente de los Sultanes de Monterrey después de apenas 10 juegos transcurridos.

20 días después de su cese de los Sultanes, Rojas Villarreal fue invitado por los Toros para ser parte del cuerpo técnico como coach de banca, pues la intención de la directiva era aprovechar la sapiencia de Raúl Cano en la administración deportiva.

La directiva “Burel” tenía presente el trabajo que Homar había realizado como coach de banca del manager panameño Roberto Kelly durante el campeonato de los Sultanes en la segunda temporada del 2018. Título que consiguieron frente a los Guerreros de Oaxaca, el equipo que le brindó su primera oportunidad como manager.

Ya a finales del mes de julio, los altos dirigentes de los Toros decidieron darle la alternativa ante la salida de Vizquel y su primera serie como timonel fronterizo fue curiosamente contra los propios Sultanes en Monterrey  a quienes les ganó la serie dos juegos a uno.

Homar Rojas Villarreal realizó breves ajustes en el cuerpo técnico, puesto que agregó al estadounidense Bronswell Patrick como coach de banca. Se convirtió en el manager número 13 en la historia de los Toros, el segundo que les brinca un campeonato después del veracruzano Pedro Mére que lo consiguió en 2017 ante los Pericos de Puebla.

Es la primera ocasión que los Toros se coronan en casa, ya que en ese 2017 lo hicieron en el parque de beisbol de los Hermanos Serdán de la ciudad de Puebla. Homar Rojas es el primer mexicano en ser campeón después de que Roberto “Chapo” Vizcarra consiguiera los máximos honores curiosamente con Yucatán en el primer torneo corto del 2018.

Es la treceava ocasión en que una Serie Final culmina en siete juegos. ¿La primera? Aquella tan mencionada de 1971 en la que los Charros de Jalisco doblegaron a los Saraperos de Saltillo.

La ciudad de Jalisco y la de Tijuana son dos de las ciudades que pueden presumir haber disfrutado campeonatos tanto en verano como en invierno, los Charros lo hicieron en 1971 en la LMB y en la Liga Mexicana del Pacífico en 2019. Tijuana fue campeón en el beisbol invernal en 1987-88 y 1990-91 con el mote de Potros.

“El primer paso es establecer que algo es posible, entonces es probable que ocurra”, ELON MUSK. –

[email protected]

 

- Publicidad -

Comentarios

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -
- Publicidad -

Artículos recientes

- Publicidad -
- Publicidad -