CHARLANDO DE BEISBOL

Por Rodrigo Robles / @rodrigoroblesb

Veracruz, Ver., MÉXICO. – “El beisbol no es solo un juego. Se desarrolla en un campo de ensueño, en un diamante verde donde los jugadores persiguen sueños, intentan ser lo mejor que pueden, donde los hombres se convierten en niños y los niños en hombres, todos hablando un lenguaje universal sin pronunciar una sola palabra”, TOM TATUM. –

** RETORNO DEL AÑO. – El 20 de septiembre del 2018, durante el juego 1 de la final de la Zona Norte entre los Sultanes de Monterrey y los Acereros de Monclova, Jesús “Jesse” Castillo se rompió el tendón rotuliano de la pierna izquierda, por lo que requirió par de intervenciones quirúrgicas y se perdió la temporada 2019 de la Liga Mexicana.

Se ausentó del beisbol en México, pero sí lo hizo en el beisbol invernal de Venezuela, donde militó con los Águilas de Zulia. Después tuvo un espectacular invierno 2020-2021 con Algodoneros de Guasave y a la postre fue refuerzo de los Tomateros de Culiacán en la Serie Final de la Liga Mexicana del Pacífico y Serie del Caribe.

Para el 2020 fue firmado por la organización de los Bravos de León, pero al cancelarse la temporada el contrato se vino a abajo. Todavía a mediados de abril pasado, aún desconocía con qué equipo iba a poder jugar en el 2021; mientras tanto se mantenía activo con los Abarroteros del Ejido México de la Liga de Beisbol Clemente Grijalva Cota en el Noroeste del país cuando le llegó la oportunidad de enrolarse con los Mariachis de Guadalajara.

Participó en 64 juegos, es decir, sólo se perdió dos duelos a lo largo de la campaña, culminó bateando un robusto porcentaje de .357, producto de 79 imparables en 221 turnos al bate. De esos 79 hits, 15 fueron dobles, tres triples y 11 cuadrangulares, con 49 carreras producidas.

Usualmente fue utilizado por el manager Benjamín Gil como bateador designado, pero también tuvo acción en 31 juegos en la primera base, alternándose con el exligamayorista Adrián González.

** NOVATO DEL AÑO. – A pesar de las dudas que genera la situación de algunos mexicoamericanos, y de un listado que se solicitó puntualmente al seno de la LMB, se hizo un análisis puntual en la que rescatamos el trabajo del mochiteco Juan Carlos Camacho.

Camacho inició su andar en el beisbol profesional a la edad de 19 años en las sucursales de los Marineros de Seattle, con quienes participó en 2015 en la Liga de Novatos de Arizona, y en 2019 llegó hasta clase A avanzada en el equipo Modesto Nuts de la California League.

Nació el 19 de abril de 1996 en Los Mochis, Sinaloa, e irrumpió en el circuito veraniego en este 2021 con los Guerreros de Oaxaca, donde participó en 58 juegos en los que tuvo 212 turnos. Bateó .312, apiló 62 incogibles, 16 dobletes, un triple y 10 jonrones, impulsó un total de 43 carreras.

El manager Erik Rodríguez lo alternó entre la receptoría, su posición habitual, y la primera base, para aprovechar mejor su bateo, y después de la gran demostración en esta temporada no hay duda en aseverar que Camacho será pilar en la ofensiva en las temporadas por venir para unos Guerreros que están en reconstrucción y que cuentan con otros novatos interesantes como Rigoberto Terrazas y Bryan Araiza que también cincelaron números interesantes.

De no existir ciertos candados, creo que David Olmedo-Barrera tiene los méritos para ser nominado Novato del Año. El nacido en Glendale, California el 22 de junio de 1994 bateó .354, conectó 73 imparables en 206 turnos al bate, descargó 16 cuadrangulares e impulsó 45 anotaciones. Mención especial también para los mexicamericanos Luis Gámez (relevista de los Algodoneros de Unión Laguna), Alexandro Tovalín (relevista de los Mariachis de Guadalajara) y Alex Robles (Infielder de los Tigres de Quintana Roo).

**UMPIRE DEL AÑO. – A pesar de que no es propiamente una nominación en la que participa la prensa especializada en beisbol, se decidió incluir este apartado para enaltecer la labor de uno de los actores principales del juego de pelota.

Vaya el reconocimiento para el umpire Jair Fernández de 43 años de edad, quien representó con altos honores al beisbol mexicano en los recientes Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

El hermosillense cuenta con 17 temporadas de experiencia en la Liga Mexicana, y es un “hombre de azul” que es muy consistente en su zona de strike, pero sobre todo tiene un adecuado temple para manejar diversas situaciones de conflicto y a decir de Luis Alberto Ramírez, el director de umpires de la LMB, es quien mejor maneja el mecanismo de rotación para juzgar las jugadas en las distintas bases.

“No puedo darte una fórmula segura para el éxito, pero puedo darte una fórmula segura para el fracaso: Intenta complacer a todos, todo el tiempo”, HERBERT BAYARD SWOPE. –

[email protected]

- Publicidad -

Comentarios

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -
- Publicidad -

Artículos recientes

- Publicidad -
- Publicidad -