CHARLANDO DE BEISBOL

El Rey del jonrón en LMB

Por Rodrigo Robles / @rodrigoroblesb

Veracruz, Ver., MÉXICO. “Los jonrones de ayer no ganan los juegos de hoy”, GEORGE HERMAN “BABE” RUTH. –
** LA BARCA DEL ALMIRANTE CON RUMBO A LAS ESTRELLAS. – (Extracto de la columna publicada el 15 de julio de 2002).
“Un día…

Siempre, todos.

Nadie escapa.

Se nace y se muere…

La vida tiene que continuar siempre.

Nada detuvo a la vida de la humanidad, ni siquiera la muerte del más grande de los hombres, aquel llamado Jesús de Nazaret.

Todos nos vamos muriendo poco a poco desde el mismo instante en que nacemos.

La única manera de morir es si se ha vivido.

La única manera de vivir es culminando con la muerte.

Amigo Nelson (Barrera), no sé cómo comenzar a escribir con este sentimiento vacío un texto dedicado al beisbol, el deporte que tanto te apasionó. Mientras ando en eso, no hagas caso de esa lágrima traviesa que se dibuja en el contorno de mi rostro. Sucede que más que mi héroe infantil, un amigo es recientemente convocado para alguna novena en el cielo.

Quien tenga a su cargo los destinos del orden al bate allá en la Gloria debe tener prisa por ganar. Debo suponer que la Liga Celestial debe estar muy reñida, entonces necesitan innumerables batazos tuyos.
Haz el swing una y otra vez, en cada turno tuyo, tal y como tú solías hacerlo; todos tus ángeles fanáticos sabrán vitorearlos.

¿Te acuerdas de la última conversación amena que ambos sostuvimos? Yo era un inquieto aprendiz de periodista de Oaxaca que admiraba de siempre tu carrera como deportista, el club Guerreros te había dejado en libertad dos días antes, tanto como manager y como jugador; con el semblante sereno, tú te decías tranquilo y con grandes esperanzas de seguir adelante.

Me presenté a la puerta de tu casa, a la que siempre amablemente me recibiste. Ni bien tocaba el timbre cuando ya la familia tuya estaba al pie de la sala de estar, la siempre linda de tu esposa Betty; la gentil hija tuya Katia con tu nieta, a la que tomaste en tus brazos y parecías que entrabas en un largo trance y dicha para tí.

“Así es la vida del manager”, dijiste con un tono muy certero y seguro. “Han pasado tantas cosas en mis 25 años de carrera por las cuales no puedo lamentarme ahora”.

–¡Ah! Entonces este deberá ser uno de tus tantos despidos que tendraś como manejador”, te dije, y comenzamos a reír.

De pronto volteaste la mirada que estaba reflejándose en los iris de tu nieta, y posaste los ojos en un cuadro de la pared que contenía la imagen bordada de los Guerreros: “Así es esto, por algo suceden las cosas” y enseguida tocaste la insignia del Todopoderoso que colgaba de tu cuello.

— Bueno, de hecho, Nelson…

— “Bien sabe Dios porqué hace las cosas”, proseguiste y expresaste con enjundia mientras acariciabas tu dije en forma de cruz con mayor intensidad. “Tal vez mi destino se dirija a alguna otra parte”…

Nadie podrá discutir que estas en un mejor lugar. Óyeme, ¿te dije alguna vez el significado de la palabra “adiós”?

Te lo explico ahora, quiere decir: “que Dios siempre este contigo”.

Entonces llegó la hora de decirte adiós. Descansa en paz amigo mío.

Un sollozo para tí.

¡Te veo pronto!”

Un pequeño pero íntimo homenaje para el líder de cuadrangulares conectados de por vida de la Liga Mexicana de Beisbol, Nelson Barrera Romellón. El “Carmelita” logŕo despachar 455 después de 26 temporadas en activo.

El “Cabezón” se nos adelantó en el camino un 14 de julio de 2002 a las 16:18 horas de una manera trágica al quedar electrocutado con un cable de alta tensión al intentar mover un toldo en el techo de su casa ubicada en el fraccionamiento Flor de Limón en la capital campechana.

“Sólo se vive una vez, pero si lo haces bien, una vez puede ser suficiente”, MAE WEST. –
}
[email protected]

- Publicidad -

Comentarios

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -
- Publicidad -

Artículos recientes

- Publicidad -
- Publicidad -