Charlando de beisbol

marzo 25, 2021

CHARLANDO DE BEISBOL

Un Swing de antología

Por Rodrigo Robles

Veracruz, Ver., MÉXICO. “El beisbol es el único deporte que se juega realmente con la cabeza”, JOSÉ LUIS “CHITO” GARCÍA. –
** THE NATURAL. – Durante su estancia en Oaxaca, coincidió que Nelson Barrera Romellón vivió en la zona donde se encontraba la casa de mis padres, por lo que era habitual saludarnos frecuentemente, ya sea por aquellos lares o en el parque de beisbol Lic. Eduardo Vasconcelos. No había otro tema que charlar, más que de beisbol.
En una de esas tardes, por allá de mayo del 2001, tuve la curiosidad de preguntarle a Nelson, a su juicio, quién era para él el mejor bateador en Grandes Ligas en ese momento.
“Sin duda que ‘The Natural'”, expresó el “Carmelita” con relación a Ken Griffey Jr. “Precisamente su apodo tiene que ver con la extensión natural de su swing. Es estético, pero también muy efectivo. Sin duda me quedo con Griffey Jr.”.

En ese entonces Griffey Jr. contaba con 30 años de edad y estaba en su segunda temporada en la Liga Nacional con los Rojos de Cincinnati, después de 11 campañas con los Marineros de Seattle de la Liga Americana con los que cinceló 398 cuadrangulares. Apenas el año anterior, es decir, en 2000, disparó 40 vuelacercas.

“Tiene habilidad para batear en toda la zona de strike”, mencionó Barrera Romellón. “Pareciera imperceptible, pero podemos decir que casi utiliza el mismo swing para toda clase de pitcheo, ya sea recta, curva, arriba, abajo, adentro, afuera. Sin duda es admirable, porque pareciera que no hace ningún ajuste”.

El zurdo Ken Griffey Jr. marcó a toda una generación de jugadores que imitaron el estilo de culminar el swing con una sola mano. Participó en Grandes Ligas con un total de 22 años de servicio, que incluyó una parada con los Medias Blancas de Chicago en 2008, antes de retornar a casa en 2009.
Se retiró del beisbol activo el 31 de mayo de 2010 en el Safeco Field, cuando entró a batear de emergente en el noveno capítulo por el catcher Rob Johnson con la pizarra favoreciendo a los Mellizos de Minnesota 5-4. En ese turno se embasó con bola ocupada al sacar un rodado por la segunda, posteriormente ingresó Michael Saunders en su lugar.
Sus laureles incluyen un Jugador Más Valioso de la Liga Americana (1997) con el 100% de la votación, superando a Constantino “Tino” Martínez que se ubicó en segundo lugar de los sufragios con el 63% de los votos.

Asimismo, su palmarés incluye 13 Juegos de Estrellas, 10 Guantes de Oro (JC) y siete bates de plata.
Las lesiones fueron minando su accionar en el terreno de juego, pero alcanzó a cincelar 1662 carreras anotadas, 2781 imparables, 630 estacazos de vuelta entera, 1836 carreras producidas y un promedio de bateo de .284, en un total de 2671 juegos y 9801 turnos al bate.

El pináculo de su carrera llegó en 2016 cuando fue exaltado al Salón de la Fama de Cooperstown, siendo hasta el momento el único pelotero seleccionado como primer draft en conseguirlo. Fue elegido con un récord de 99.32% de la votación, es decir, se quedó a tres votos de ser el primer pelotero elegido por unanimidad.
“Al estar aquí me siento abrumado”, confesó en su discurso de introducción Griffey Jr. “No puedo describir cómo se siento esto”.

** CURIOSIDADES. – Una de las cosas más extrañas en el beisbol es lograr un triple play sin tocar la esférica. Sucedió en 1952 y estuvo involucrado el mexicano José “Pepe” Bache cuando militaba con el club de Tacoma en la Western International League en un juego contra Spokane.

Se jugaba el cuarto inning y los tres primeros bateadores del conjunto de Spokane se embasaron. Al primer ofrecimiento del pitcher, el corredor de la primera base salió rumbo a la intermedia, al parecer tomó mal la señal. El bateador, Glen Stetter, sacó elevado por los rumbos de las paradas cortas, por lo que los umpires decretaron el segundo out; nadie pudo capturar la bola y ésta le pegó al corredor que intentaba regresar al segundo colchón marcándose el tercer out.

Como el batazo salió rumbo a las paradas cortas, el anotador oficial acreditó el triple play al short stop que era el mexicano “Pepe” Bache.

** PURO BEISBOL. – Regreso al line up de Puro Beisbol y por ese motivo estoy agradecido por la confianza a su director Fernando Ballesteros. Fuí partícipe de los primeros escarceos hace más de 16 años y he podido constatar que la enjundia y la pasión por informar de beisbol siguen siendo las mismas que aquel entonces.
“Si tú estás en paz contigo mismo, al menos hay un lugar pacífico en el mundo”, MAHTMA GANDHI.-
[email protected]