CHARLANDO DE BEISBOL

julio 1, 2021

CHARLANDO DE BEISBOL

Rieleros con vagones cargados

Por Rodrigo Robles / @rodrigoroblesb

Veracruz, Ver., MÉXICO. “Al beisbol hay que amarlo, es una profesión muy difícil, se arriesga mucho a veces casi por nada, después ¿qué queda?, nada. El camino es muy largo, por eso cuando se llega a la meta, no hay que voltear atrás, no se sienten en la orilla de la carretera y vean pasar el auto del progreso”, RONALDO “RONNIE” CAMACHO. –

** BRASIL LALA-LA-LA-LA. – La referencia deportiva para Brasil en el ámbito mundial es el fútbol, muy poco se sabe de ellos en el beisbol, de hecho son muy pocos los brasileños que se han podido destacar en el beisbol de las Grandes Ligas.

Los primeros tres brasileños en las Mayores fueron Yan Gomes que debutó el 17 de mayo del 2012, posteriormente André Rienzo, que comenzó la temporada con los Tecolotes de los Dos Laredos, fue el segundo al debutar un 30 de julio del 2013.

El tercer brasileño en el “Big Show” fue Paulo Orlando, actualmente con El Águila de Veracruz, debutó el nueve de abril del 2015, en ese mismo año fue el primero de su país en ganar una Serie Mundial con los Reales de Kansas City.

Por cierto que el primer jonrón de Orlando fue un 7 de julio del año en mención con la casa llena y sirvió para decidir un juego que estaba empatado a cinco carreras, Kansas dejó tendidos en el terreno a las Mantarrayas de Tampa Bay al ganarles 9-5.

** EL RIEL DEVALUADO. – Los Rieleros de Aguascalientes son un conjunto que están atravesando por una serie de vicisitudes de toda índole. Desde la queja de algunos de sus jugadores en redes sociales por la falta de pago oportuno, la mala alimentación, la falta de transportación en condiciones óptimas, el altercado entre el manager Luis Carlos Rivera con Richy Pedroza, las trifulcas que se armaron contra los Toros de Tijuana, etc.

Lejos de esas situaciones, la referencia personal por la que recuerdo a éste club es por el récord de más jonrones conectados en un juego de nueve entradas con cuatro, que en la historia del circuito se ha presentado en cinco ocasiones.

El primer pelotero en consumar dicha marca fue el estadounidense Dereck Bryant con los Alijadores de Tampico el 14 de mayo de 1985 frente a los Rieleros. El también estadounidense Roy Johnson empató la cifra el 24 de abril de 1991 frente a Aguascalientes.

El tercero en volarse la barda en cuatro ocasiones fue el actual manager de los Diablos Rojos del México, Miguel Ojeda, frente a Monclova el 19 de mayo del 2000, enseguida Ricardo “Suavecito” Sáenz empató el récord el 28 de junio del 2005 frente a Rieleros y el último en conseguirlo fue Jorge Alberto “Chato” Vázquez el 13 de mayo del 2006 frente a Tabasco.

El caso es que Rieleros de Aguascalientes ha sido víctima en tres de las cinco ocasiones que se ha presentado esta marca.

** LA CHISPA DEL BEISBOL. – “El pitcher más complicado que me tocó enfrentar es a Jesús” Chito” Ríos, a ese zurdo no se le bateaba mucho, era un excelente lanzador”, se le escuchó decir recientemente a Carlos Alberto “La Chispa” Gastélum en la caseta de sus dirigidos, los Pericos de Puebla.

El de Huatabampo, Sonora bateó de por vida justo .300, producto de 2003 imparables en 6676 turnos al bate, en una carrera que comprendió un total de 18 temporadas entre Pericos y Tigres con el periplo de estos últimos por Puebla y Quintana Roo.

Lo que son las cosas del beisbol, el próximo 21 de julio se cumplirán 16 años de que el “Chito” Ríos, entonces con los Olmecas de Tabasco, llegó a la cifra de los 2500 ponches en su carrera, enfrentando nada más ni nada menos que a la “Chispa” Gastélum.

Al final, es conocido por todos que el serpentinero oaxaqueño culminó su carrera de 24 temporadas como el líder de ponches de todos los tiempos en la Liga Mexicana de Beisbol con 2 mil 549. Defendió durante 12 campañas la camisola de los Tigres Capitalinos y la otra docena de temporadas la repartió entre Monclova, Torreón, Yucatán y Tabasco.
Ríos Villalobos ingresó al Salón de la Fama del Beisbol Profesional Mexicano en 2013 junto a Alfredo Mariscal, Juan Suby, Cornelio García y el umpire Jesús Monter.

** CURIOSIDADES.- 27 outs se necesitan para culminar un juego de nueve innings, 30 si el juego se extiende una entrada más. El pitcher estadounidense Tom “Lefty” Glover de los Tecolotes de Nuevo Laredo recetó un total de 20 ponches a los Dorados de Chihuahua en un juego de 10 episodios, es decir, las dos terceras partes de los bateadores que enfrentaron a “Lefty” Glover fueron struckouts. Eso sucedió un 30 de junio de 1940.

“El tiempo es muy lento para los que esperan, muy rápido para los que tienen miedo, muy largo para los que se lamentan, muy corto para los que festejan. Pero, para los que aman, el tiempo es eternidad”, WILLIAM SHAKESPEARE. –
[email protected]