CHARLANDO DE BEISBOL

    0
    CHARLANDO DE BEISBOL

    Por Rodrigo Robles / @rodrigoroblesb

    Veracruz, Ver., MÉXICO. “Sudor más sacrificio es igual a éxito”, CHARLIE FINLEY. –

    ** NI SON TODOS LOS ESTÁN… – Los rostros cabizbajos reflejaban tristeza en uno de los dugout del Clover Park de Port St. Lucie; en la caseta contraria todo era alegría, la emoción del triunfo. El contraste eterno entre el vencedor y vencido.

    La pizarra electrónica iluminaba el marcador, Cuba fue superado por Canadá al son de seis carreras por cinco dentro de las actividades del Grupo B del Preolímpico de las Américas.

    La Selección Cubana no únicamente perdió un juego, se le esfumó la oportunidad de asistir a los Juegos Olímpicos de Tokio por primera vez en la historia, en los que siempre estuvieron presentes desde que el beisbol apareció como disciplina olímpica en Barcelona 92. Son Tricampeones olímpicos (Barcelona 92, Atlanta 96 y Atenas 2004). Así de enorme el drama. Cuba es para el beisbol lo que Brasil para el fútbol mundial.

    Los periodistas y aficionados antillanos consideran ésta su peor derrota en competiciones internacionales. Un drama total en un país en el que el beisbol es el deporte nacional.

    Los canadienses por su parte nunca han ganado siquiera una medalla olímpica en éste deporte. Seguirán en competición por un boleto a la justa olímpica junto a Venezuela, Estados Unidos, República Dominicana y Nicaragua.
    Colombia y Puerto Rico, junto con Cuba, son la naciones eliminadas hasta el momento de escribir estas líneas.

    Las aristas de la derrota cubana son varias, desde las estadísticas donde dejaron un total de 17 corredores en posición de anotar de 20 posibles, se ausentó el batazo oportuno.

    El pitcheo abridor nada más no se asentó en el centro del diamante, entre Lázaro Blanco y Carlos Juan Viera apenas lanzaron 4.1 innings, permitieron 9 imparables, siete carrera y concedieron ocho bases por bolas, debido a ello los cubanos nunca estuvieron arriba en la pizarra. Cuba comenzó su debacle desde el mismo primer inning. No obstante, los duelos los perdieron por la mínima diferencia.

    Todo parecía indicar que Yariel Rodríguez sería abridor en uno de los dos primeros compromisos, pero el manager Armando Ferrer le escondió la bola al serpentinero de los Dragones de Chunichi en las Grandes Ligas Japonesas que entró a relevar haciendo un buen trabajo.

    La deserción de César Prieto influyó en el ánimo del equipo, recién estaban descendiendo del autobus que los fue a recoger al Aeropuerto Internacional de Miami y los transportó al Hotel Hilton Garden Inn, en West Palm Beach, cuando el pelotero cubano corrió hacia un auto estacionado metros adelante y se escapó.

    En Prieto estaban cifradas muchas de las esperanzas ofensivas de la Selección cubana, ya que venía de establecer la marca de más juegos consecutivos bateando de imparable en la Serie Nacional con 45.

    Según dieron a entender las autoridades cubanas, el equipo fue conformado utilizando diversos parámetros para su elección, tanto para los que compiten en la Serie Nacional como para los que juegan en ligas foráneas.

    Indudablemente que en una selección siempre habrá polémica entre los que están y los que no están. Sin embargo, algunos aficionados cubanos y compañeros de los medios especializados dejaron entrever que no estaban de acuerdo con dejar fuera a jugadores que militan en la LMB, como Henry Urrutia que es actual colíder en el departamento de cuadrangulares y Félix Pérez por mencionar algunos. Incluso ponían en duda la convocatoria de Alfredo Despaigne que llegó con varias dolencias físicas y que no le permitieron desenvolverse a plenitud en éste certamen.

    Urrutia, de los Saraperos de Saltillo, publicó en sus redes sociales que nunca hubo un acercamiento de la dirigencia cubana con él, a pesar de que el manager Ferrer comentó que estaba fuera de forma y que esa era el principal argumento para no considerarlo.

    El compañero Carlos Flores, cronista del club saltillense mencionó que ciertamente sufre de unas dolencias musculares pero nada que le impida desempeñarse en el diamante, tal y como lo demuestra con su impresionante aporte ofensivo a la causa sarapera.

    En lo particular, creo que Ferrer y su cuerpo técnico desconocían el estado físico de muchos de los peloteros que militan en otras ligas del mundo, faltó ejercicio de visoria y seguimiento para poder llevar a los mejores peloteros cubanos a evitar la desgracia.

    “Nuestras vidas se definen por las oportunidades, incluso las que perdemos”, F. SCOTT FITZGERALD, en El curioso caso de Benjamin Button. –

    [email protected]