Caso Ortiz: sobrino de editor deportivo, entre los detenidos

junio 13, 2019

Tirabuzón

CIUDAD DE MÉXICO.- Las autoridades de República Dominicana ya echaron el guante a los supuestos agresores de David Ortiz, pero seguía siendo un misterio los motivos por los que intentaron matar al futuro Salón de la Fama.

Y mientras no informen con precisión quién y por qué ordenó la ejecución, no pararán las especulaciones que en su mayoría apuntan a una cuestión de índole pasional.

Los medios de comunicación hablan de un hecho aislado tratándose de un beisbolista, pero nadie se acuerda que en 2012, el 1 de noviembre, el ex lanzador de Grandes Ligas Pascual Pérez, fue asesinado cruelmente a martillazos en su casa, durante un atraco.

También en aquella ocasión, los malhechores cayeron pronto y confesaron que lo ultimaron para despojarlo del monto de la pensión que en esos días había recibido de Estados Unidos, 2 mil 400 dólares.

.

EN caída libre,  Chris Carter (.305, 25, 61), a quien en principio  consideraron un “fenómeno”, deberá reaccionar para la segunda mitad so pena de caer de la gracia de la gente de Monclova, si bien el soporte de su doble nacionalidad le concede una ventaja que no tienen los extranjeros.

El ex ligamayorista bajó el telón con un anémico .088  (34-3), con dos palos de vuelta entera, 4 impulsadas y 7 anotadas,  y se engulló 21 chocolates, en los pasados 10 juegos.

Sin embargo, en ningún otro circuito de las menores del llamado béisbol organizado, el campeón jonronero de la Liga Nacional 2016, se había empachado de batazos, como en su estreno en el casi centenario establecimiento.

En 2018, solo bateó .187, 7 bambinazos y 15 empujadas en la sucursal AAA  de los Mellizos de Minnesota, Alas Rojas de Rochester. Y .255, aunque con 13 vuelacercas y 43 producidas para los Abejorros de Salt Lake City (Anaheim), en la misma categoría.

Y cuando apenas era un jovencito y su mamá le aconsejaba, Carter la rindió en la Liga Mexicana del Pacífico, en la nómina de los Algodoneros de Guasave, en 2009-2010,  donde compilaba .212 con 5 jonrones y 10 fletados al plato en 17 juegos, cuando Jaime Castro Parra lo mandó a casa.

“ESTOY del lado de David, y quien falló que pague”. ¿Quién lo dijo? El veterano comentarista, José Ramón Fernández, siempre fiel a David Faitelson. B) Franklin Mirabal, editor deportivo de un diario de Santo Domingo. C) El panameño y Salón de la Fama de Cooperstown, Mariano Rivera.

La respuesta en caliente: Franklin Mirabal, deslindándose de un sobrino suyo que se encuentra entre los detenidos por el atentado contra David Ortiz.

TRES de tres: Los Cardenales de San Luis reportan en la lista de lesionados a Ramón Urías (.223, 2, 19), a quien tienen asignado en su sucursal Memphis, en la Liga de la Costa del Pacífico AAA. En el mismo circuito, igualmente está indispuesto, desde el 30 de mayo, el utility de los Rockies de Colorado, Daniel Castro (.241, 1, 119, en la filial Isotopos de Albuquerque.

El sorpresivo subcampeón de bateo de la pasada edición de la LMP, Jasson Atondo, no anduvo en las alturas, pero se defendió en la primera parte del largo calendario LMB, según un sólido .324, 2 bambinazos y 24 producidas, para la causa de los Piratas de Campeche.

Cuentan que la transformación de los nuevos Algodoneros será a fondo y que solo se mantendrá, precisamente, el nombre de batalla, a pesar que se sospecha que está “salado”, además  de que en Guasave ya solo se consigue algodón en las farmacias. Años hace que las bodegas de la emblemática, Anderson Clayton, desaparecieron.

[email protected]

[email protected]