Cañeros y Venados por una hazaña

enero 19, 2020

Tirabuzón

CIUDAD DE MÉXICO.- En enero 2019, por estas mismas fechas, los Cañeros de Los Mochis regresaron a casa con ventaja de 3-2 en la ronda de semifinales sobre los Yaquis de Ciudad Obregón y tronaron a los apostadores, cayendo en los juegos seis y siete.

 Ahora van a Culiacán obligados a ganar hoy y mañana para disputar su segunda final en las recientes cuatro ediciones, en su afán por el título que no han celebrado desde el ya lejano ciclo 2002-2003.

Tomateros y Cañeros han protagonizados grandes batallas desde la vieja Liga de la Costa, prevaleciendo  casi siempre los guindas en momentos cruciales, pero ese enfoque no reduce las posibilidades de unos verdes que fueron capaces de descarrilar a domicilio a los campeones, Charros de Jalisco.

En el otro frente,  los Yaquis vuelven a su nuevo estadio por la victoria que necesitan para repetir en la instancia por la corona, pero requieren sacudirse a los Venados de Mazatlán con quienes no han podido en sus recientes dos series de postemporada. En 2016 y 2019, mordiendo el polvo en ambas en siete desafíos y, además, cerrando en su parque.

EN la tribu hay una ausencia  que no se ha notado, el ligamayorista Luis Urías, quien dejó al club después de su última participación en el primer playoff, en el cuarto juego, en Monterrey, lastimado de una mano.

 Y es que, luego de batallar como nunca  en la Liga Mexicana del  Pacífico en el rol regular, su reemplazo Juan Carlos Gamboa (.181, 3, 14) lo convirtió en un pálido recuerdo, comiéndose ardiendo todo lo que ha visto de los lanzadores de los Venados.

En seis juegos de playoff, el jugador de cuadro sinaloense batea .429 (21-9), con 1 jonrón, 4 impulsadas, 4 anotadas y 4 bases por bolas, mientras Urías se encuentra en Estados Unidos, sometido a estudios por los médicos de  los Cerveceros de Milwaukee.

CON  la apertura de los campos de entrenamientos en puerta en Arizona y Florida, las señales indican que por segundo año consecutivo el serpentinero michoacano Yovani Gallardo quedará marginado.

Tampoco hay certeza para Marco Estrada,  dado de baja por los Atléticos de Oakland en 2019, y  Jorge De la Rosa, firmado y liberado por los Rockies de Colorado durante el Spring Training pasado.

Y ni hablar del lesionado Miguel Ángel González, quien sonó para venir a los Tomateros y Adrián González, ignorado no obstante sus buenos oficios, posterior a su abrupta salida de los Mets de Nueva York, en mayo de 2018.

OBSERVACIONES: El flamante Pitcher del Año 2019-2020 en la LMP, el cubano de los Cañeros, Yoanys Quiala (9-2, 2.57), permitió 5 carreras en cada una de tres de sus cuatro aperturas de postemporada.

El  cerrador de Mexicali, el “culichi” Mario Meza (0-1, 4.91) y Águilas del Cibao perdieron ayer  con una carrera sucia un juego que necesitó 13 innings y dos días—llovió el viernes– para tener un ganador, los  Tigres de Licey, que enfrentarán en la final por el banderín de la Liga Dominicana a los Toros del Este.

En un conteo rápido, los pitchers con etiqueta LMP, David Reyes (Mexicali), Linder Castro (Jalisco), Óscar Félix (Navojoa), Jake Paulson (Guasave) y Brennan Bernardino (Charros), participarán en la serie campeonil con Licey.

Y terminó la zafra en predios quisqueyanos, para Javier Solano (3e, 2h, 0c, 1b, 3k)–relevó el sábado–, Manuel Flores (Jalisco), Raúl Carrillo (Navojoa), el receptor de los Charros, Gabriel Gutiérrez, y Meza, trabajando al lado del galardonado estratega Félix Fermín.

[email protected]