“Cambio, vendo y compro por igual”

En cualquier organización, el recurso más valioso es el factor humano, el cual, mediante su aporte de esfuerzo, experiencia y profesionalismo genera criterios para tomar decisiones en beneficio de su unidad laboral. Las personas son una gran fuente de conocimiento y riqueza para las organizaciones; por lo cual, los centros de trabajo deben de proporcionar a sus empleados: respeto, estabilidad laboral, sueldo digno y escucha cuando alguna decisión tomada los afecte directamente.

En días pasados, se cerró el plazo para los registros y cambios de jugadores en la Liga Mexicana de Béisbol (LMB) y previo a dicho cierre, se pudieron observar infinidad de cambios de jugadores; algunos equitativos y otros simple y sencillamente desproporcionados; también se pudo apreciar extrañas triangulaciones entre equipos.

En pocas palabras, fue un penoso ir y venir de jugadores: algunos prestados o intercambiados, otros vendidos y algunos simple y sencillamente desechados; todo esto, dentro de una gran burbuja creada por directivos de equipos, quienes operaron de acuerdo a intereses, gustos y capacidades de pago.

Fue un auténtico tianguis, en el cual desgraciadamente, la mercancía llevaba como envoltura spikes, gorra, uniforme y guante.

En mi opinión, eventos como este faltan al respeto al trabajador, pues aún y sabiendo que la profesión del pelotero implica cambios abruptos; es lamentable que una persona sea tratada como vil mercancía y lo peor, es que en muchas ocasiones ni siquiera se le escuche su opinión o plan de vida antes de ser permutado.

Lamentablemente, muchas de las transacciones se realizaron bajo la premisa de “lo tomas o lo dejas” o simple sencillamente se le informó al pelotero que ya no entra en los planes del equipo o que fue parte de una transacción.

Fueron muchos los peloteros que vivieron momentos de incertidumbre y angustia al no saber sobre su futuro cercano, muchos con la duda de si contarían con trabajo minutos después de las 12 de la noche o deberían que preparar su mudanza al siguiente día. Es verdaderamente deleznable que un empleado sea tratado de esa manera en un deporte “profesionalmente organizado”.

En redes sociales, días antes del cierre de registros, un jugador expresaba su alegría por ser contratado por el equipo de Oaxaca y horas después del cierre de registros, ese mismo jugador publicaba, que por desgracia se quedaba sin empleo en la profesión que más ama.

Es una lástima que en algunos de los equipos de LMB, el empleado siempre quede al último y que a muchos de sus directivos se les olvide que peloteros, timoneles, anotadores (como el caso de Monclova), botargas y todo empleado que reciba un sueldo de un equipo, depende de ese ingreso para mantener a los suyos.

Es importante mencionar que mucho de este trato se presenta por culpa del mismo pelotero, quien ha sido muy permisivo y no ha sabido darse su lugar, agruparse, valorarse, ni exigir sus derechos que como empleado la ley le proporciona.

Es importante que los peloteros vayan pensando en agruparse y mediante un marco de legalidad, exigir mejores condiciones laborales, así como en las ligas de élite se hace con toda normalidad.

Es una realidad, que hoy día sindicatos y federativos pueden convivir, dialogar y llegar a acuerdos que beneficien a ambas partes, es sano que esto ocurra.

Incluso, se podría aprovechar la buena voluntad y disposición del Presidente electo Andrés Manuel López Obrador para con el beisbol y solicitar su apoyo para la creación de un muy necesario “Sindicato de peloteros y trabajadores del béisbol”, quien quita y como dicen algunos “chicle y pega”.

CARRERA, HIT Y ERROR.

Carrera. Indudablemente la barrida que le propinó Diablos Rojos a los Tigres en el Fray Nano; fue un golpe muy duro para el equipo felino, pues lo aleja de sus aspiraciones al juego de repechaje. Los escarlatas, fueron realmente duros con el pitcheo caribeño en especial con su carta más fuerte, Tyler Alexander, a quien simple y sencillamente lo “reventaron” pronto del cerro de las responsabilidades.

Con esto, los Diablos dicen presente en el actual torneo y todo parece indicar que ahora sí, su buen paso va enserio; veamos los resultados que arroja la serie ante los campeones Leones de Yucatán; solamente para ir poniendo a cada quien es su lugar.

HIT. La gran campaña que está teniendo el de Nicaragua Everth Cabrera, quien hoy día, se sitúa como el segundo mejor porcentaje de bateo en la Liga Mexicana con .413 de AVG; sin duda ha sido un todo un acierto por parte de la directiva de Yucatán el haberlo mantenido en el equipo de Yucatán, cuando muchos aficionados pedían su salida ante sus titubeos a la defensiva.

No era para menos, pues si de algo conoce la afición yucateca es precisamente de finos y herméticos paradores cortos, como lo fueron en los últimos años para el equipo J.J. Pacho, Luis Borges y Kevin Flores; ante esto, indudablemente la exigencia para el de Nicaragua era más que superlativa.

Es una realidad que el de Nandaime es todo un luchador, pues se nota que ha trabajado mucho para mejorar su fildeo y bateo, el cual, indudablemente está a todo lo que da. ¡En hora buena Everth!

ERROR. Esta sección se la han ganado a pulso dos jugadores de la MLB, Yasiel Puig de los Dodgers y José Ureña de los Marlins, quienes provocaron bochornosos episodios en sus partidos contra los Gigantes y Bravos respectivamente; estos eventos han sido ya muy vistos y comentados por diversos medios como para seguir entrando en detalles.

Lo que considero importante destacar, es que muchos jugadores de MLB no han entendido que pertenecen a una liga de élite, prestigiada y que es toda una marca mundial; por lo tanto, muchos son los niños y jóvenes aficionados ven en ellos modelos a seguir, copian la forma de pararse a batear, pitchear, gestos, actitudes, forma de portar el uniforme e incluso mecánicas de juego.

Por lo anterior, quien se ostente de ser un profesional de cualquier disciplina, tiene la responsabilidad tácita de mandar buenos ejemplos hacia la afición y seguidores.

Las sanciones ya fueron aplicadas, pero se me hacen suaves debido al escenario en el que ocurrieron y tomando en cuenta que son grandes los esfuerzos que hacen países e instituciones por erradicar cualquier tipo de violencia en los cuadros sociales.

La MLB debe de obligar a estos jugadores a proporcionar una entrevista y en ella disculparse públicamente y mencionar a niños, jóvenes, público en general e inclusive compañeros, que sus actos fueron reprobables y que de ninguna manera deben ser imitados por persona alguna. Las sanciones económicas o suspensiones fungen como correctivos a jugadores y clubes, pero muchas veces no mandan el mensaje completo.

¡Saludos desde Mérida, afición beisbolera!

[email protected]

@rodrigo_may

- Publicidad -

Comentarios

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -
- Publicidad -

Artículos recientes

- Publicidad -
- Publicidad -