Auge boricua en MLB; “Cananea” y Rentería

octubre 28, 2018

Tirabuzón

CIUDAD DE MÉXICO.- En Puerto Rico celebran a su tercer manager vigente en Grandes Ligas, José Carlos Montoyo– conocido en la jerga como  “Charlie Montoyo”–, designado por los Azulejos de Toronto, uniéndose al más famoso Alex Cora (Boston) y a Dave Martínez, piloto de los Nacionales de Washington desde 2018.

Previamente, los boricuas que han resurgido como el “ave fénix”, diría el clásico, excepto su pelota invernal, festejaron a su primer estratega en el Big Show, Edwin Rodríguez, al frente de los Marlins de Miami, en 2010 y 2011 (163-78).}

Martínez, quien tuvo un debut desafortunado con los Nacionales bien armados, nació en Nueva York, pero sus padres son migrantes de la isla, donde no tienen empacho en  “cacarearlo” como suyo.

Lo contrario a lo que sucede en el México de la eterna disputa,  con el enfoque de algunos colegas, directivos y aficionados que, reniegan sin esconder fobias y perjuicios, de los llamados peyorativamente “pochos”.

Y, en el caso, de la vida real del ex bigleaguer,  Ricardo Rentería,  de ascendencia michoacana en línea directa y ex piloto de los Cachorros y ahora de los Medias Blancas de Chicago, no lo “anexan” al acervo azteca.

Para ellos y varios más, el único mexicano que ha dirigido—tres juegos– en Grandes Ligas, es el finado Benjamín “Cananea” Reyes, quien en el colmo  de la mala suerte de la “raza de bronce”, no aparece en los registros oficiales, porque nadie lo consignó para tal efecto.

Y es que si usted revisa la bitácora del largo viaje en el ramo de la estrategia, hay managers matriculados para la posteridad hasta por un encuentro y a Reyes y su saldo, 1-1 y un empate, al  frente de los Marineros de Seattle en una serie de tres juegos en Minneapolis, 27, 28 y 29 de abril de 1981, lo ignoran olímpicamente.

Solo quedó asentado  en las memorias publicadas  del hombre que lo llevó para el cajón de coach de tercera base, Maury Wills, lo que agradecemos quienes dudábamos del hecho,  por no haber un testimonio documental en MLB.

LA directiva de los Yaquis de Ciudad Obregón, concretamente el dueño  René Arturo Rodríguez, que carga en su conciencia el expedito despido del manager Óscar Robles, debe tener en la mira a uno de los bigleaguers en existencia en la LMP,  el  tercera base nicaragüense Chelsor Cuthbert (.152, 0, 3), quien solo había conectado un extra base—un doble—en 47 turnos.

El legionario de los Reales de Kansas City tuvo problemas de lesiones en 2018, participando en 30 juegos en las Mayores (194, 3, 7) y apenas 6 en la filial de la Liga de la Costa del Pacífico AAA, Omaha (.235, 1, 4), pero  quién sabe  qué  tanto más quieran aguantar a alguien en plan de rehabilitación.

Chelsor pretende recuperar la forma que lo proyectó como un elemento casi del diario en 2016, cuando bateó .274 con 12 jonrones y 46 empujadas en128 juegos y 475 oportunidades en la gran carpa.

Pero si no mete el acelerador, podría dejar pasar la ocasión de hacerlo en un circuito que registra estrellados a no pocos, carabineros y lanzadores, con todo y facultades que en muchos casos, posteriormente, los llevó a la cima del béisbol.

OBSERVACIONES.-  Roberto Ramos (.349, 2, 8),  el novato de los 32 cuadrangulares y 77 remolcadas en A y AA de los Rockies de Colorado en 2018,toma impulso para levantar su mejor cosecha con los Naranjeros de Hermosillo… El debutante de Liga Independiente de los “Caballeros Águilas” de Mexicali, Vinny  Nittoli, apantalla con cifras de “top ten”:  2-0, 1.62 en carreras limpias, 20 chocolates y 5 boletos, en 16 innings y dos tercios… El ex ligamayorista Anderson Hernández, visto en la Liga Mexicana en las trincheras de Unión Laguna, Tabasco y Dos Laredos, llegó a 500 hits en la Lidom, cantidad o más que únicamente han conseguido 20, encabezados por el emblemático Manuel Mota (722).

[email protected]

[email protected]