AMLO por el desquite;  habemus “Tricolor”

octubre 7, 2019

Tirabuzón

CIUDAD DE MÉXICO.-Cuando el presidente más beisbolero de la historia del país entró  al estadio Alfredo Harp Helú de la Ciudad de México, la noche del 23 de marzo pasado, nunca imaginó  encontrar un ambiente hostil entre un sector del público, si no mayoritario, al menos bastante ruidoso. Seguro se sintió como quien cruza el umbral de  su casa, en familia, confiado.

Pero la realidad superó  las expectativas de Andrés Manuel López Obrador y acompañantes que atestiguaron  el primer revés en público al hombre de los 30 millones de votos, el 1 de julio de 2018, lo cual no debe sorprender. A menudo sucede en eventos donde no hay control sobre los asistentes, como en aquellas  concentraciones  de la CTM y CNC.

En el pasado autoritario por el cual suspiran un montón de compatriotas,  a Gustavo Díaz Ordaz  le cayeron encima  en la inauguración del mundial México 70 y a Miguel de La Madrid en México 86, en un atestado Estadio Azteca.

AMLO va por el desquite a Guasave, Sinaloa, el próximo viernes, a la apertura de la temporada de la Liga Mexicana del Pacífico que por gestión del tabasqueño aceptó el retorno de los Algodoneros y al “estreno”  del parque de pelota que requirió de una remodelación a fondo,  con capital del empresario Alfredo Harp Helú y recursos aportado por los gobiernos federal y estatal.

Se supone que la predisposición y ánimo de  los  guasavenses que estarán en el inmueble con capacidad para  8,500 personas-aunque  habrá sobre cupo—será favorable al ejecutivo, pero, cuidado, que nunca falta un pelo en la sopa.

Y lo mejor sería  que su participación se limite al lanzamiento de  la primera bola, acompañado por el gobernador  Quirino Ordaz Coppel y la alcaldesa Aurelia Leal. En el AHH “chilango”, el presidente tomó la palabra y cuando se escucharon los abucheos, se involucró en una dinámica nada recomendable.

LOS legionarios en Japón y ex bigleaguers, Christian Villanueva y Efrén Navarro y el ex ligamayorista Fernando Salas, encabezarán el equipo nacional que disputará en Guadalajara el Premium 2019, el mes próximo. También destacan los nombres del cátcher Alí Solís y los prospectos de Padres de San Diego y Cardenales de San Luis, Esteban Quiroz y Jesús Cruz.

 

A diferencia de 2015, en Japón y Taiwán, donde se obtuvo un sorpresivo cuarto lugar y los México-estadounidenses fueron mayoría con Mike Brito en el timón, debido a los conflictos del extinto Alonso Pérez González con LMB y LMP, ahora serán menos, entre ellos, el más valioso de la reciente serie final de la Liga Mexicana, Noah Perio y el jonronero José Vargas, de los Acereros de Monclova.

 

La sorpresa en el staff de colaboradores del manager Juan Castro es Lorenzo Bundy, estadounidense cercano al beisbol mexicano y quien en varias oportunidades se puso la “tricolor” en la Serie del Caribe, como jugador activo y manager.

 

En el evento agendado del 2 al 5 de noviembre en el Panamericano de los Charros de Jalisco,  México enfrentará a Estados Unidos, República Dominicana y los Países Bajos (Holanda).

 

OBSERVACIONES: La Mex Pac  jamás había cambiado, al cuarto para las doce, una fecha y escenario de inauguración, en este caso, Guasave por Los Mochis, que permitirá a los Algodoneros recibir el viernes a los Cañeros. Pero es que tampoco sintieron tan de cerca la respiración  del mero  “preciso”.

El Tropicana de San Petesburgo, Florida, hogar normalmente desolado de los Rays, registró ayer una de sus mejores asistencias en 2019, 32 mil 251 aficionados  que celebraron el primer triunfo del “Wild Card” de la Liga Americana, a costillas de los Astros.

Los Bravos de Atlanta, campeones  2019 de la división Este del “viejo circuito”, arrastran la pena de morder el polvo en 7 series divisionales  y un “Wild Card”  al hilo, desde que se impusieron 3-0 a los Astros de Houston, en 2001. El miércoles en casa intentarán poner fin a la continencia.

[email protected]
[email protected]