Abucheos, salvado y triunfo en la corte

septiembre 26, 2018

Tirabuzón

CDMX.- Un sector de la clientela cautiva de los Azulejos  en su Rogers Centre, se metió fuerte con Roberto Osuna (2-2, 19, 2.50), en la primera vez del joven cerrador en el antiguo SkyDome, enfundado en otro uniforme.

Desde luego, puso oídos sordos, mientras se concentraba para finalmente obtener  su décimo recate, en otras tantas oportunidades para los Astros de Houston, en cuyo vestidor, se supone, ya es aceptado sin reservas.

El sinaloense  de la bola rápida transita un mes de septiembre de buenos resultados, sumando 8 salvados con 1.86 en carreras limpias, 1 boleto y, cosa extraña, más innings (9.2) que ponchados (6), en 10 relevos.

Y para “redondear” su exitoso retorno al lugar del “crimen”, aquella noche ominosa de mayo en la que lo traicionaron sus emociones primarias en asuntos del corazón, ayer trascendió que su hábil abogado pactó un arreglo con la víctima y el juez que pone punto final a la peor de sus pesadillas. Otra vez, a seguir comiéndose al mundo a puños, pero sin excesos.

ESA misma noche, Marco Estrada (7-14, 5.64) volvió a despeñarse (4.2, 7h, 4c, 2jrs)  para hilvanar su sexta salida sin victoria y caer a 0-5 y 9.12, en un trance en el que ha arruinado su bien ganada reputación.

Un descalabro más a su cuenta y empatará la segunda cifra perdedora más alta entre paisanos de usted, impuesta por el extinto Francisco Barrios (9-15), en 1978 con los Medias Blancas de Chicago y que superó Fernando Valenzuela (12-17), en 1984.

 Aunque todavía no es seguro que Estrada tome su último turno, justo el día de clausura, el próximo domingo en el estadio techado de los Rays de Tampa Bay, advirtiéndose entonces que  pudo haber sido la del estribo en su relación con la organización canadiense, en términos generales, aceptable: 23-25 y 4.11 en 4 campañas y 3-3 y 2.18 en playoffs.

TRES de tres: La Liga Mexicana no tiene un momento de respiro. Ahora fue necesario que parte de la directiva de los Generales de Durango—ausente, Miguel Ojeda–, convocara a los medios del rumbo para desmentir un rumor que corrió como reguero de pólvora en esa ciudad: el abandono de la plaza a la cual llegaron apenas en 2017.

Se tardaron los Sultanes para casi llenar su Estadio Monterrey  en el  2018.2 (Otoño), pero lo consiguieron la noche del lunes en que fallaron en el intento por rematar a los Acereros de Monclova: 20 mil 459 (22 mil 061)

Agéndelo: 12 de octubre, inauguraciones  en Liga Mexicana del Pacífico y Liga Venezolana; al día siguiente, sábado, en la Liga Dominicana y, hasta el 15 de noviembre, la Liga Roberto Clemente de Puerto Rico. En Cuba, invitada desde 2014, las hostilidades de la llamada Serie Nacional iniciaron el pasado 9 de agosto.

LOS Marlins de Miami (62-94) confirmaron dos cosas:  su cártel de poca monta en la taquilla, convirtiéndose en los primeros con un acumulado menor al millón de aficionados (811,104), desde los desaparecidos Expos de Montreal  (2004).

Y el manager Don Mattingly (62-94), quien criticado y lo que se quiera, regresará en 2019 por su cuarta campaña al frente del club que este año empezó a operar Derek Jeter. Más las cinco en el mando de los Dodgers de Los Ángeles (446-363), con quienes  obtuvo tres pendones en el Oeste, pero quedando corto en los afanes de Serie Mundial.

OBSERVACIONES.- Luis Cessa (1-3, 1, 4.79), quien difícilmente tendrá un lugar en el roster de postemporada de los Yanquis, va sin decisión con 1 salvado y  efectividad de 3.27, 11 ponches y 4 bases en 4 juegos y  11 innings, desde su ascenso el 1 de septiembre…  El ex bigleaguer César Vargas, poblano que lleva dos años “picando piedra” en su intento por volver a Grandes Ligas, se unió a los Naranjeros de Hermosillo en Tucson, Arizona. En 2018, pasó apuros en las sucursales clase A, AA y AAA de los Nacionales de Washington, según un global de 2-8 y 5.14 de efectividad. Para los campeonísimos, compiló 4-3 y 3.67 con 50 chocolates y 20 boletos en 41 y dos tercios, en 2017-2018.

[email protected]

[email protected]