Abrumador dominio de los Yanquis

octubre 6, 2019

Tirabuzón

CIUDAD DE MÉXICO.- A menos de una semana de haber entrado en receso, en  la Liga Mexicana solamente hay dos managers seguros para la temporada 2020:  Pedro Meré, designado hace unas horas para el mando de los Olmecas de Tabasco  y el  estratega del campeón  Acereros de Monclova,  Pat Listach, quien  reemplazo  a aquél en los albores de la segunda  mitad en 2019.

 

Al resto, si bien  algunos entregando buenas cuentas, les falta la confirmación, entre ellos, el subcampeón  Gerónimo Gil (Yucatán) y los comparsas en la postemporada, léase Roberto Vizcarra (Jalisco),  Óscar Robles (Tijuana), Roberto Kelly (Monterrey), Víctor Bojórquez (Diablos Rojos),  Sergio Gastélum (Oaxaca) y  Adán Muñoz (Tigres).

 

Causa extrañeza  que Meré, autor intelectual de los títulos de los Rojos del Águila de Veracruz(2012) y Toros de Tijuana (2017), no haya hecho huesos viejos en donde ha predicado,  pero   eso  ya es  una moda en el beisbol  actual de  los boletines en  los que  se proclaman despidos redactados en un solo borrador  para  todos.

 

Y con un remate sin desperdicio, que a la letra dice: “nuestra organización agradece la entrega y profesionalismo del señor  ‘fulano de tal’ al mando del equipo, deseándole suerte en sus futuros proyectos”.

 

Antes  de Monclova, donde  tuvo marca de 71-39 entre el  “clausura 2018”en el que  los Acereros fueron arrollados por los Sultanes en la  final norteña y hasta las primeras tres series de la segunda vuelta  de 2019, Meré padeció eso  en  Veracruz y Tijuana.

 

SIETE importados, un México-estadounidense y tres mexicanos, fiel reflejo de lo que se vio durante los seis meses y días de actividad neta, en el equipo ideal de la serie por el campeonato absoluto de  la Liga Mexicana.

 

El único de doble nacionalidad fue el torpedero de los Acereros, Alex Mejía y los paisanos de usted: el cátcher de los Leones de Yucatán, Sebastián Valle y el cerrador Carlos Bustamante y bateador designado de los monarcas, José Amador.

 

Nada contra los extranjeros, desde luego, pero no se necesita ser muy ducho en la materia para entender que la invasión con el “vo.bo” desde hace tres años de quienes son mayoría  al momento de votar, es un freno para el desarrollo del talento nativo.

 

LOS Mellizos de Minnesota, que a partir de hoy intentarán en casa remontar frente a los  Yanquis de Nueva York, acumulan 14 derrotas consecutivas en postemporada, 13 en serie divisional y una en un  “Wild Card”.

 

No triunfan desde que se impusieron a los neoyorquinos en el primer juego de la ALDS 2004 y de esos 14 reveses, 11 se los clavaron sus verdugos de siempre y tres los Atléticos de Oakland en 2006.

 

Los Gemelos no ganan una serie de playoff desde que doblegaron 3-2 a los Atléticos en la Serie de Campeonato 2002 y aunque la versión 2019 que dirige el novel Rocco Baldelli no tenga culpa, a la de a fuerzas, por solidarias e  institucionales razones,  tienen “vela en el entierro”.

 

OBSERVACIONES: Los Charros todavía presentan tres huecos en su cuadro titular: el receptor Gabriel Gutiérrez,  el campo corto Mauricio Zazueta y el tercera base Agustín Murillo, quienes, concediendo su exceso de trabajo en la LMB, de cualquier modo, llegarán con demora… En Monterrey  tampoco había noticias del México-estadounidense Michael Wing, uno de sus reclutas del draft de expansión que lleva más de un mes en reposo, tras levantar su mejor cosecha para los Rieleros de Aguascalientes: .355, 28 bambinazos y 112 impulsadas… De acuerdo a un reporte en redes sociales, los Diablos Rojos confirmaron su etiqueta de más “taquilleros”, jalando a los 16 parques, 930 mil 714 aficionados, incluyendo sus visitas a Cancún y Mérida en los playoffs 2019.

[email protected]

[email protected]