¿A qué viene Bartolo Colón a la LMB?

febrero 20, 2020

Tirabuzón

(En recuerdo a mi madre Dora Duarte Soto)

CIUDAD DE MÉXICO.- ¿Por qué aceptó Bartolo Colón venir a la Liga Mexicana, con los Acereros de Monclova? Obvio, porque ninguna organización del Big Show se interesó en su persona, ni siquiera para un contrato de ligas menores.

Colón tampoco era atractivo para japoneses y coreanos que rara vez importan ex ligamayoristas veteranos, además de que al dominicano no le movía el tapete embarcarse a ese viaje, teniendo su futuro y el de los suyos asegurado.

Lo que pretende es poner buenos números en México y dejar la pelota en la cancha de su agente para que le busque acomodo en empresa conocida de Grandes Ligas, como a principios del siglo en curso lo consiguió un paisano suyo entonces tan viejo como él, Julio Franco, bateando casi .500 con los Tigres capitalinos, para proyectarse a los Bravos de Atlanta.

Con ganancias estimadas en más de 117 millones de dólares, menos impuestos, se supone que su único afán es mantenerse arriba por mero gusto y apego al juego y eso solo sería posible estando lo más cerca posible del objetivo.

Colón no lanza desde un desafortunado y mutilado “tour” por la Liga Dominicana en 2018-2019 con las Águilas Cibaeñas (0-2, 9.82) y que en principio se programó como despedida en todas las plazas.

Y en Estados Unidos, el líder en victorias de la historia entre los latinos no trabaja desde un laborioso 2018 en la nómina de los Rangers de Texas, cuando registró 7-12 y 5.78 en carreras limpias, en 28 asignaciones, 24 como abridor.

Colón se convertirá en el tercer ex Cy Young con actividad posterior en la LMB, después de Warren Sphan (Tigres), en 1966 (1-1, 4.50) cabalgando 45 años y Fernando Valenzuela (Jalisco) en 1992 (10-9, 3.86), apenas 31.

MÁS allá de su probada avaricia, el afán de la directiva de los Toros de Tijuana por disponer de cuanto pelotero caro esté a su alcance, es una película actual de una Liga Mexicana partida en dos y no precisamente en mitades.

La incorporación del zurdo ex bigleaguer Vidal Nuño a un elenco que ahora tiene a 10 abridores de primer nivel, a todas luces es una exageración en un escenario en el que la mayoría de los equipos sufren para redondear una más o menos decente.

Nuño, quien en su despedida de Grandes Ligas compiló 3-0 y 1.64 en 2018 con las Rays de Tampa Bay, posee historial y arsenal para encabezar la A que podría incluir a Yoanys Quiala, Manny Barreda, Greg Mahle y José Samayoya. Dejando para la B a Carlos Hernández, Joe Van Meter, James Russell, Teddy Stankiewicz y Jordan Guerrero.

OBSERVACIONES: Los Medias Blancas de Chicago confirmaron la firma del jardinero venezolano Gorkys Hernández, quien había sido anunciado por los Guerreros de Oaxaca 2020, “rastreado” en la Serie del Caribe en Puerto Rico.

Por si no tuvieran demasiado con el ya trillado asunto del robo de señales, los Astros de Houston cargan ahora la pena de la suspensión por doping del pitcher dominicano Francis Marte, que por reincidente, le empujaron 162 juegos.

El nicaragüense Juan Carlos Ramírez estampó su rúbrica para ligas menores con los Angelinos de Anaheim, para quienes compiló 0-0 y 4.50 en cinco juegos en 2019. El pasado invierno rompió filas de los Tomateros (4-0, 3.48), requerido por un compromiso de matrimonio con una dama de Culiacán.

[email protected]