El increíble juego en el extinto Griffith Stadium

septiembre 23, 2018

Lanzando para Home

Juegos que no vuelven a repetirse, como el sucedido en el Griffith Stadium de Washington el 4 de Agosto de 1945, donde Medias Rojas apaleó 15-4 a los Senadores, que tuvo en el montículo como abridor al cubano Santiago Ullrich, que tras de 3.1 entradas, fue apaleado con 7 carreras limpias con 4 hits y 7 bases por bolas. Vino al relevo un pitcher de nombre Joe Cleary, cuyo apodo era “Fire” (fuego), sacando un solo out, le pegaron 5 hits, le hicieron 7 carreras limpias, con 3 bases por bolas y un ponche. Terminó ese juego, Burt Shepard, que lanzó el resto del juego con 5.1 entradas, 3 hits, una carrera, una base y 2 ponches. El juego lo ganó David “Boo” Ferris, llegó a 18 victorias por 4 derrotas, terminando su temporada de novato con 21-10 en ganados y perdidos.
Pero que tiene de raro o llamativo éste juego, que los dos lanzadores de los Senadores estaban debutando, siendo su único juego en sus respectivas carreras. Cleary que lanzaba a buena velocidad, entró al relevo en la cuarta entrada, nacido en Cork, Irlanda, había sido el último jugador nacido en ese país, hasta que en este 2018, debutó con los Mets, Patrick Joshua Conlon de 24 años, que vio la luz primera, en Falls Road, Belfast, Irlanda del Norte, también lanzador, pero zurdo.
Volviendo con Cleary, dejó un récord, no muy codiciado, pues su efectividad fue de 189.00, la más alta en toda la historia de las Ligas Mayores. Lo relevó el zurdo Bert Shepard, que nació en Indiana y estuvo en la guerra como aviador, perdiendo una pierna y lo salvó un doctor aleman de nombre Ladislaus Loid, del Ejercito Alemán de Hitler. En 1945 regresó a Estados Unidos y empezó a entrenar con una pierna postiza con los Senadores de Washington. Impresionó al dueño, Clark Griffith.
Lanzó en un juego de exhibición, que tuvo una asistencia bastante grande, porque se anunció que estaría un pitcher con una pierna de hierro. Estuvo practicando el bateo, ante la mirada de los aficionados y su labor como pitcher fue buena. Eso propicio que lo programaran para debutar en Ligas Mayores contra los Medias Rojas de Boston y al enfrentarse a Ted Williams, sacó una línea que pegó en la pierna postiza y el ruido que produjo, hizo que los comentarios fueran adversos y terminara con la corta carrera de Shepard…Después más lanzamientos.