ARMANDO GALARRAGA PIDE A MLB QUE LE RECONOZCA EL JUEGO PERFECTO

Archivo mayo 14, 2020

Alexander Mendoza | Prensa LVBP

Caracas.- El próximo 2 de junio se cumplirán 10 años del malogrado juego de perfecto que tiró Armando Galarraga contra los Indios de Cleveland, en el Comerica Park de Detroit.

Galarraga no estuvo ni siquiera cerca de igualar esa actuación. No volvió a lanzar en las Grandes Ligas después de 2012 y se retiró tres años después en la Liga Mexicana de Beisbol, esperando que MLB oficializara su hazaña. El martes volvió a pedir una reconsideración.

“Pensé, ¿qué puedo hacer para tener un mejor final de esa historia?”, le comentó el cumanés, de 38 años de edad, a Cody Stavenhagen, en una entrevista publicada por The Athletic. “¿Cómo puede Major League Baseball darme el juego perfecto? Porque fue perfecto, ¿verdad?”

“¿Por qué no? ¿Por qué esperar tanto tiempo? No quiero morir, y que luego digan, ‘¿Sabes qué?, lanzó un juego perfecto’”, agregó el venezolano.

Galarraga estuvo intraficable aquella noche. Tras retirar en fila a los primeros 26 hombres a los que se enfrentó, dominó a Jason Donald con un rodado a la inicial, que fildeó limpiamente Miguel Cabrera con el guante de revés, antes de pasarle la pelota a Galarraga para que completara la jugada en la almohadilla. Ese último out convertía al criollo en el lanzador número 21 en conseguir un partido perfecto, pero el umpire Jim Joyce falló la jugada y decretó “quieto”. Galarraga tuvo que conformarse ese día con un blanqueo de un hit y 28 bateadores enfrentados en nueve entradas, luego de retirar a Trevor Crowe con un roletazo a la tercera, para decretar el trounfo de su equipo 3-0.

Al siguiente día del desafío Joyce recibió la tarjeta con la alineación y los peloteros reserva de manos de Galarraga, luego que el árbitro se disculpara públicamente, tras ver la repetición de la jugada. Joyce le dio unas palmaditas en la espalda al criollo, visiblemente afectado y emocionado hasta las lágrimas. Galarraga aceptó el arrepentimiento del oficial. Ambos terminaron siendo amigos y escribieron, a cuatro manos, el libro Nobody’s Perfect (Nadie es perfecto).

Para ese entonces, las repeticiones instantáneas sólo podían ser aplicadas para determina batazos que picaban en zona fair o foul, y para definir jonrones. Así que, pese a las protestas de los Tigres de Detroit, la opinión pública y los medios de comunicación, la sentencia de Joyce se mantuvo.

Cuando los miembros de la Asociación de Escritores de Beisbol de América le preguntaron al comisionado de entonces, Bud Selig, sobre ampliar el concepto de las repeticiones, el ejecutivo señaló: “He dicho que siempre estaré abierto (al cambio). Pero me parece muy curioso que, entre los gerentes, gerentes generales, propietarios y jugadores hay poco o ningún interés por más repetición instantánea”.

Galarraga y Joyce aparecieron juntos en público varias veces, entre ellas como presentadores de uno de los galardones de los premios ESPY, en julio 2010. Galarraga recibió un automóvil deportivo como premio a su esfuerzo y deportivismo, en Detroit.

Desde entonces, Joyce ha respaldado al venezolano.

“Estoy de acuerdo con él”, le dijo el umpire, retirado en 2017, a Stavenhagen. “Estoy de acuerdo, porque lo hizo (el perfecto)”.

Gil Reyes, anotador oficial de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional, piensa que cambiar los registros no será tan fácil.

“MLB pudiera admitir esa petición, exponiendo los motivos, y Galarraga tiene todo el derecho de pedirlo, lo que me cuesta entender es cómo haría MLB Advanced Media (recopilador de las estadísticas oficiales), para borrarle ese hit al bateador y bajarle el average o eliminarle el turno fallado al siguiente bateador”, glosó Gil.

Además, a Galarraga habría que quitarle el imparable que fue a su récord personal y un bateador enfrentado.

“Son estadísticas ya registradas que forman parte de un historial que cumple 10 años el próximo 2 de junio. Allí estaría el problema, cómo manejar un planteamiento a posterior, de los peloteros a la ofensiva y del equipo afectado. Eso echaría por tierra la solicitud”, apuntó Gil.

Sólo se han completado 23 juegos perfectos en los anales de las Grandes Ligas, el último de ellos en 2012, cuya autoría es de Félix Hernández, con de los Marineros de Seattle.

Facebook Comments