MLB

Cabrerra no cede el trono de Tigres

Cabrera

Por Jason Beck / MLB.com

LAKELAND, Florida -- Los Tigres de Detroit llegaron al receso de temporada dispuestos a escuchar ofertas por sus jugadores estelares, pero en ningún momento estuvieron cerca de desprenderse de Miguel Cabrera y por buen motivo.

Dado que al cañonero venezolano le quedan siete años y US$212 millones en su contrato, canjearlo sería casi imposible hoy en día. Y los Tigres no recibirían compensación suficiente para amortiguar la pérdida de Cabrera.

Detroit tiene como meta reducir su nómina y armar un roster más joven, pero Cabrera es indiscutiblemente la superestrella del club. El oriundo de Maracay cumplirá los 34 años de edad en abril y ha tenido que lidiar con diversas lesiones. Por lo tanto, su mejor momento probablemente sea cosa del pasado. Sin embargo, después de terminar con 38 jonrones, 108 remolcadas y OPS (porcentaje de embasarse más slugging) de .956 en el 2016, Cabrera sigue siendo un bateador temible.

Aunque Ian Kinsler encabezó a los jugadores de posición de los Tigres en WAR (victorias por encima del reemplazo) el año pasado, Detroit sigue siendo el equipo de Cabrera, quien lleva nueve años con el club. Él es la bujía de la ofensiva felina, que está diseñada para darle oportunidades de empujar carreras. Eso no va a cambiar.

En el 2016, Cabrera se quedó corto del título de bateo de la Liga Americana por apenas la segunda vez en los últimos seis años. Terminó en el cuarto lugar en ese sentido. También finalizó en el segundo lugar del Joven Circuito con slugging de .563 - en esa categoría sólo lo superó el dominicano David Ortiz - y en el tercer lugar de OPS.

Aun así, cuando el capataz Brad Ausmus y el coach de bateo Lloyd McClendon buscan un ejemplo de un bateador productivo que ha logrado hacer más corto su swing con dos strikes y sacrificar poder para hacer contacto, destacan a Cabrera.

"Si Miguel Cabrera lo pudo hacer, cualquiera lo puede hacer", dijo McClendon.

En cuanto a los imparables a la banda contraria se refiere, Cabrera sigue siendo el bateador más peligroso de la Gran Carpa. La mitad de sus jonrones terminan entre el jardín derecho y el central. Aunque su poder llegue a disminuirse con el tiempo, su habilidad de enviar la bola al bosque derecho le permitirá seguir rindiendo, como fue el caso de su compatriota Magglio Ordóñez.

El talento, la ética de trabajo y los instintos mantendrán productivo a Cabrera, siempre y cuando su cuerpo se lo permita.

A medida que pasan los años, la salud parece ser el mayor reto que enfrenta Cabrera. Pero por primera vez desde que logró la Triple Corona de bateo en el 2012, el veterano no estuvo en la lista de lesionados ni tuvo que ser operado durante el receso de temporada. El maracayero reconoció cuando concluyó la campaña que tuvo molestias en el tobillo derecho durante la recta final, pero ha podido fortalecerse sin pasar por el quirófano y afirmó el mes pasado que se siente de lo mejor.

"Ojalá no me dé problemas durante la temporada", dijo Cabrera acerca del tobillo. "Ojalá pueda mantenerme saludable".

De ser así, el venezolano seguirá siendo el bateador más destacado de Detroit.

DANOS TU OPINIÓN
OPINIÓN
Tirabuzón
Por Juan Alonso Juárez
Zona de Contacto
Por Fernando Ballesteros
Imparable
Por Héctor Bencomo
Tiempo de Beisbol
Por Enrique Kerlegand
En Terreno de Fair
Por Gilberto Escobar
MÁS NOTICIAS DE ESTA CATEGORÍA