Un título merecido

Imparable

Por Héctor Bencomo

Pocas veces el deporte es justo con la organización que hace el mejor trabajo durante la temporada. De repente surgen sorpresas y los equipos “chicos” entran en una buena racha que los lleva a conseguir el título. En esta ocasión, los Toros de Tijuana son los máximos merecedores al campeonato de la Liga Mexicana porque formaron un gran equipo y, además, tienen la organización más dinámica del beisbol nacional.

Fueron superlíderes en la campaña, pero su trabajo viene desde las oficinas, donde laboran decenas de personas capacitadas y que están al pendiente de cualquier detalle. Desde programar una buena pretemporada, localizar el talento adecuado, provocar que la gente vaya al estadio y que todos se sientan a gusto alrededor del producto que se llama Toros de Tijuana.

La labor no es fácil y se requiere de tiempo y mucho dinero para formar una organización triunfadora. También hay que tener tino a la hora de contratar y despedir a alguien. Ese dicho tan trillado de “ponerse la camiseta” sigue siendo una verdad de a peso porque la gente que siente y quiere a su empresa se entrega cada día para sacarla adelante.

Felicidades a Alberto Uribe y su familia, así como a todos los que sienten los colores de este equipo. Y un mensaje a la LMB: si quieren tomar un modelo exitoso para atraer gente a los estadios sólo dense una vuelta por Tijuana.

LOPEZ, EL MVP

Durante la temporada escribí en una columna el valioso papel que juega Roberto López en los Toros. Sin tener tanto cartel como otros jugadores, López se ganó un lugar en el orden al bat por su consistencia, misma que llevó a la serie final de la LMB y que le valió para ser nombrado el Jugador Más Valioso.

Un total de 10 hits en 22 turnos, con seis producidas y cinco anotadas, además de mucha seguridad en el prado izquierdo hicieron de López un elemento vital. Mención aparte merecen Lupe Chávez e Isaac Rodríguez, dos mexicanos que se han fajado para estar todos los días en un line up que no admite medias tintas.

LA CIUDAD DE PUEBLA

Y hablando de franquicias, amor a la camiseta y mercadotecnia, volvemos al tema de Puebla, la organización exitosa en lo deportivo, pero que podría cambiar de plaza porque la gente no acude en las cantidades necesarias para pagar una nómina grande.

Guillermo Cavazos comenta al respecto:

“Una ciudad con más de tres millones de habitantes, con una economía pujante y que crece, con dos zonas cercanas de mucha afición beisbolera como Matamoros y Tecamachalco-Tehuacán, con uno de los mejores estadios del país que acaba de recibir una inversión millonaria para su remodelación, no puede quedarse sin béisbol de la LMB.

“Una ciudad con la infraestructura de Puebla, con un aeropuerto internacional a tan sólo 15 minutos del estadio, a hora y media del principal aeropuerto del país y uno de los más importantes de Latinoamérica, y el Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México estará a poco más de una hora del estadio. Con el nuevo centro comercial Parque Puebla (que, por cierto, lleva el nombre del primer estadio de beisbol de la ciudad), con Liverpool y acuario incluidos, a tan solo tres minutos del estadio”.

Javier Gámez dice:

“Hace años vengo diciendo que lo que falta al beisbol mexicano es mercadotecnia. Este año la asistencia creció un raquítico 0.26%, en 12 años ha crecido solo 1.76% en promedio anual. Esto es menor que la economía y sólo un poco mayor a la población. Lo que significa que estamos generando sólo la renovación de la fanaticada y no creando nuevos fanáticos. Mientras los dueños sigan haciendo las cosas al estilo Pasquel, que veía las cosas de forma romántica o caprichosa, y no evolucione a empresarios que quieren ganar dinero con esto, pues no vamos a ninguna parte más que a prolongar la decadencia.

“Por otra parte, mientras se siga entendiendo al "fanático" [aficionado] como alguien que "tiene" que ir al estadio simplemente porque está enamorado del beisbol, entiende y que además debe ir agradecido porque el empresario [romántico] paró un equipo "competitivo", pues también vamos en picada. El asistente es el cliente y el empresario debe estudiar sus gustos y necesidades para satisfacerlo no solo contra el futbol [Puebla y Lobos] sino contra todo tipo de las opciones de entretenimiento que existen”.

Y de mi parte les digo que Puebla es una ciudad en la que existen muchas cosas que hacer. Hay lugares interesantes por todas partes y esos también son rivales que tiene el Rey de los Deportes. No sé hasta qué punto se ha trabajado en el aspecto de la mercadotecnia y qué tanto más se puede hacer al respecto, pero si en postemporada se llena el parque, es porque el cliente potencial está allí.

El beisbol en Puebla, al igual que en Monterrey y la CDMX, es uno más de las opciones que te ofrecen ciudades cosmopolitas. Pero ojo, Tijuana tiene características similares y en este momento viven un romance con su público. Algo bueno han hecho los Uribe para “enamorar” a una ciudadanía que también tiene muchas formas de entretenimiento.

Felicidades a los Toros de Tijuana por este su primer campeonato en la Liga Mexicana de Beisbol.

hbencomo@hotmail.com

OPINIÓN
Tirabuzón
Por Juan Alonso Juárez
Zona de Contacto
Por Fernando Ballesteros
Imparable
Por Héctor Bencomo
Tiempo de Beisbol
Por Enrique Kerlegand
En Terreno de Fair
Por Gilberto Escobar
DANOS TU OPINIÓN
COLUMNAS
¿Algún Columnista en Particular?