¿Será dinero tirado a la basura?

Imparable

Por Héctor Bencomo

Será mi ignorancia del tema o el que los mexicanos no creemos en los programas deportivos del gobierno, que sólo se hacen para gastar dinero a manos llenas, pero el paso de la Academia Conade por Nuevo León me pareció de lo más irrelevante y e intrascendente.

En una tierra donde hay una tradición de más de 60 años de ligas pequeñas, en donde miles de niños juegan beisbol de manera organizada, en donde hay visores de muchos equipos profesionales monitoreando el talento “donde se mueva”, ¿para qué puede servir que en tres días se quieran hacer ooootras selecciones estatales cuando ya existen de diferentes organizaciones como Femebe, Williamsport y hasta particulares?

Eso sí, es impactante la manera en que quizás unas 60 personas muy bien uniformadas se muevan de aquí para allá con computadoras, toldos bien diseñados y un sonido espectacular, ilusionando a niños y padres de familia que bajo el inclemente sol sueñan en que sus hijos algún día lleguen a las ligas mayores.

¿Cuánto nos ha costado que ese gran grupo de gente se mueva de ciudad en ciudad (serán 15) y se les tenga que pagar un sueldo, comida, hoteles, traslados?

El hilo negro y el café con leche ya están inventados e ir a la tierra de Clemente Jacques a quererle vender chiles es simplemente perder el tiempo.

¿Ustedes creen que en Nuevo León, Sonora, Sinaloa, Chihuahua o Baja California hay talento que no haya sido detectado desde los 12 años? Ahora los equipos profesionales están “separando” a los niños desde su infancia y dejan pocos cabos sueltos, sobre todos en las tierras que tradicionalmente proveen al beisbol de talento.

Le creería un poco a la Academia Conade si se fueran a buscar brillantes a Colima, Tlaxcala, Chiapas, Guerrero o Michoacán, donde debe haber muchos niños que no tienen un sistema de ligas pequeñas que los catapulte al estrellato. Aun así, el gobierno no debe estar haciendo el trabajo a los clubes profesionales, que son los que al final se van a beneficiar con el descubrimiento de algún Japhet Amador u Oliver Pérez.

Ese dinero que se gasta la Conade en detectar talento beisbolero para los equipos de la Liga Mexicana, mejor inviértanlo en crear parques de beisbol infantil donde no los haya o bien aportar a las ligas pequeñas bien organizadas una cantidad anual para que lo inviertan en sus instalaciones o no cobren cuotas a los niños que quieren jugar beisbol.

Pero eso sí, con información transparente porque a los directivos no les gusta que los cuestionen.

¿POR QUE HACER LAS COSAS MAL?

Si hay un evento que todos quieren ganar es el nacional de categoría 11-12 años del sistema Williamsport, porque la proyección que te da este evento es magna y le traerá beneficios económicos a la liga que represente a México en el clásico de agosto.

En este momento se lleva a cabo el nacional en Sabinas, Coahuila, con la participación de 13 equipos. Se formaron un grupo de seis y otros de siete conjuntos. Esta situación coloca en desventaja a las ligas que participan en el sector más grande porque tendrán que jugar un partido más y eso debilita su pitcheo, algo que es oro molido en estas categorías.

El reglamento limita el número de lanzamientos de los jovencitos y de esa manera, va dándoles descansos obligados tomando en cuenta el número de pitcheos que hagan por partido. Los equipos colocados en el grupo de seis llegarán más “frescos” a las semifinales y eso es, aquí y en China, una ventaja… es no medir con la misma vara.

¿Por qué los directivos no hicieron nada al respecto si sabían de esta situación desde hace semanas? ¿Por qué sí pudieron sustituir a Nogales con Guaymas y el lugar de Jalostotilán lo dejaron vacante?

Una de dos: ignorancia o mala voluntad… usted escoja.

TECNOLOGIA A FAVOR DE LOS PAPAS

En columnas anteriores he escrito sobre el pésimo ampayeo en ligas pequeñas que en este 2017 provocó problemas importantes en algunas categorías. Pues ahora la tecnología de los celulares es un arma en favor de los padres de familia que quieran mostrar al mundo la actuación de los hombres de azul.

De manera sencilla y con el celular en la mano, varios padres de familia están transmitiendo los partidos de sus equipos y de esa manera se puede juzgar lo que pasa. Es cierto que tampoco se tendrá el mejor ángulo, pero algo es algo.

Los nacionales ya no serán un evento “fantasma” del que nadie se entera. Ya están al alcance de un celular y una cuenta de Facebook.

LA PLAZA DE CIUDAD JUAREZ

En la pasada columna hablé sobre los equipos de la LMB que quieren cambiar de ciudad para 2018 y entre las plazas nuevas dije que podrían estar Ciudad Juárez y Nuevo Laredo.

Silvestre Aguirre nos aporta un comentario sobre las condiciones beisboleras que se viven en Ciudad Juárez, alguna vez lugar de los Indios en la Liga Mexicana.

“Juarez cuenta con un parque de pelota relativamente nuevo, fue estrenado hace 4-5 temporadas con capacidad de unas 12 mil aficionados; sólo detalles mínimos. La economía es muy variable, grandes diferencias, pero de que hay lana hay lana. La ciudad está creciendo, pero la afición es muy conocedora, se requiere un equipo competitivo que prenda rápido, con directivos que sepan de beisbol, que conozcan la LMB, la historia de la liga, para que asesoren correctamente al presidente, el equipo de la liga estatal de Chihuahua llena el parque cuando hay buenos duelos, sólo juegan los fines de semana”.

En cuanto al parque de Nuevo Laredo, dicen los conocedores que se encuentra “lejos del centro” y eso cuenta a la hora de que los aficionados se trasladen. Los nuevos “cerebros” de la LMB deberán escoger muy bien las futuras plazas del circuito para luego no andar batallando con los parques como en León y Durango, que tuvieron que jugar el primer mes de la campaña de visitantes.

hbencomo@hotmail.com

OPINIÓN
Tirabuzón
Por Juan Alonso Juárez
Zona de Contacto
Por Fernando Ballesteros
Imparable
Por Héctor Bencomo
Tiempo de Beisbol
Por Enrique Kerlegand
En Terreno de Fair
Por Gilberto Escobar
DANOS TU OPINIÓN
COLUMNAS
¿Algún Columnista en Particular?