Reflexiones LMB

Out 27

Por David Braverman

MÉXICO, DF.- Ya en el segundo mes de una sui generis temporada, la Liga Mexicana comienza a sentir los embates de la premura con la que llegaron dos plazas así como la crisis económico deportiva de los que ya se van rezagando. Y a esto agreguemos la problemática de algunos estadios y nos daremos cuenta de que hay demasiado trabajo por delante.

Temas de análisis ahora que se ha conformado un nuevo consejo directivo con la firme intensión de mejorar el beisbol profesional de verano en todos los sentidos, por supuesto que habría que destacar primeramente el deportivo para de ahí seguirse con asuntos tan serios como algunos estadios que dan tristeza, comercialización, mercadotecnia, nuevos integrantes, drásticos cambios de directivas, etcétera.

Y es que muchos de los puntos importantes van muy ligados. De que te sirve que te transmitan un juego por televisión a gran parte del país si tu estadio no está preparado para ser un escenario digno y no haces nada para llevar más gente a las gradas y estas se ven vacías a nivel nacional. De que te sirve implementar las repeticiones en determinadas jugadas si la calidad de la mayoría de las transmisiones y el manejo de cámaras deja mucho que desear. Y de las plazas en donde es un hecho que el beisbol poco les importa y están llenas de aficionados de playoff mejor hacerse a un lado.

Hoy más que nunca, la Liga Mexicana requiere de unidad en su asamblea, pero siendo realistas las diferencias se acrecientan cada vez más. Hay quienes piensan que la guillotina está cerca y que muy pronto la LMB habrá de reducirse a 12 equipos, todos de iniciativa privada y lejos de gobiernos locales que solamente utilizan al beisbol profesional para sus propios intereses. La posibilidad no es descabellada, pero borrar de un golpe a varias organizaciones que incluso han hecho historia en la liga no será cosa fácil.

Nuevos empresarios están llegando a la LMB, otros están partiendo luego de décadas de trabajo. Para algunos la edad comienza a cobrar factura y pronto preferirán descansar y ver los toros desde la barrera. Posiblemente estamos ya en el momento de nuevas ideas, de revolucionar un poco a la LMB, de ser más creativos y funcionales, de recuperar todo ese espectáculo que se ha dejado ir, todo ese negocio deportivo que se ha estancado. Pero ojo, estoy seguro de que todo cambio debe ser muy bien pensado, poniendo siempre en la cima de la importancia a la liga y al beisbol, a su historia y su esencia, esa que difícilmente los “millennials” conocen y entienden. Y partiendo de esa base entonces sí, a darle duro a temas de mercadotecnia, promoción, imagen, etcétera.

Sencillamente, la LMB no debe ser vista como una agencia de publicidad. No vaya a ser que al rato nos conformemos más con ganar un premio en Cannes que con tener una liga de mayor calidad, con estadios de primera y con fanáticos satisfechos. Total, soñar no cuesta nada.

MÁS BATAZOS.- Dos fechas pueden ser claves en el futuro de Adrián González con los Dodgers de Los Ángeles, sí, aunque suene dramático. La primera de ellas ha sido el 25 de abril cuando un joven de nombre Cody Bellinger fue llamado de las sucursales al equipo grande. La segunda el viernes 5 de mayo, cuando en pleno festejo de este día al estilo de los mexicalifornianos, Adrián fue colocado por los Dodgers en la lista de lesionados por primera vez en sus 14 años de carrera. Problemas en la espalda y en el antebrazo tienen ahora al “Titán” viendo los toros desde la barrera y a un jovencito de 21 años que prácticamente “la está rompiendo”. Bellinger comenzó jugando en el jardín, pero tan pronto González fue inhabilitado Dave Roberts lo puso en la primera base. El resultado está a la vista y los números hablan de un impresionante arranque, Bellinger inicia la semana con 5 jonrones y 14 impulsadas (incluyendo un grand slam) en 11 juegos con 42 viajes al plato y .357 de average…Entrado el segundo mes de temporada en la gran carpa, dos equipos son desagradable sorpresa, Toronto (11-20) y San Francisco (11-21), inician la semana como sotaneros de sus respectivas divisiones. La chamba de Gibbons y Bochy estará peligrando???...Interesante resultó conocer cómo vive el manager de los campeones Cachorros en Chicago. En el estacionamiento del legendario Wrigley Field, Joe Maddon tiene estacionada su casa rodante, un tráiler de lujo con todos los adelantos y comodidades para vivir pegadito al estadio durante la campaña regular. Eso me llevó a recordar como hace algunos ayeres dos jóvenes peloteros de los Diablos Rojos del México vivían de una forma parecida aunque sin tanto lujo. Mientras fueron parte de los Diablos Rojos del México, Marco Antonio Guzmán y Donald Cañedo, cátcher e infielder de los escarlatas, vivían en una camper estacionada detrás de las gradas del jardín central. Eso le permitía dormir y descansar tiempo extra, ya que de su “casa” al vestidor no les tomaba más de tres minutos para llegar…Hasta la próxima.

Te gustaría anunciar tu empresa en esta columna???...Contáctame mail: dbravermanv@televisa.com.mx

twitter: @braverman_tdn

OPINIÓN
Tirabuzón
Por Juan Alonso Juárez
Zona de Contacto
Por Fernando Ballesteros
Séptima entrada
Por Gilberto Ruiz Razo
Tiempo de Beisbol
Por Enrique Kerlegand
En Terreno de Fair
Por Gilberto Escobar
DANOS TU OPINIÓN
COLUMNAS
¿Algún Columnista en Particular?