¿Quiénes se llevarán los premios individuales en la LMB?

Zona de Contacto

Por Fernando Ballesteros

CULIACÁN._ José Vargas llegó ayer a 19 jonrones en apenas 67 juegos con los Rieleros de Aguascalientes, pero el californiano no es elegible para Novato del Año de la LMB porque toda su trayectoria de nueve temporadas previas la tuvo en el beisbol de EU.

De acuerdo a los criterios de la LMB, los únicos elegibles para dicho galardón son aquellos jugadores hechos o desarrollados de alguna manera en academias o sucursales de la liga.

Por ejemplo, el infielder de los Pericos de Puebla, Ricky Rodríguez, clasifica porque si bien también nació en EU y el año pasado jugó en la Independiente Frontier League, a fines de 2016 vio acción la temporada completa en la Liga Invernal Mexicana para la sucursal del equipo verde.

Ricky, de 24 años de edad, es ahora uno de los dos principales candidatos para Novato del Año, pero tiene enfrente un duro escollo como lo es el lanzador de los Diablos Rojos, Nathanael Santiago, quien apenas en 2015 inició su carrera en Clase A de los Gigantes de San Francisco a los 25 años de edad.

El año pasado debutó con los Diablos Rojos y sólo alcanzó a lanzar 24.2 innings, pero este 2017 ha sido el cerrador del equipo y ya tiene 17 salvados con 3.22 de ERA y 49 ponches en 36.1 innings.

A su vez, Ricky Rodríguez batea .308, 9 jonrones y 58 empujadas en 88 juegos para los Pericos.

José Vargas pudiera competir por el Trofeo al Jugador Más Valioso, pero reportó un poco tarde y ese premio podría llevárselo su compañero con los Rieleros, Jesse Castillo.

Para Lanzador del Año, el venezolano Néstor Molina (Rojos del Águila) es el candidato número 1 por ser líder en efectividad (1.63) y sublíder en triunfos (11-1) y ponches (95). No descarten a Octavio Acosta, de los Diablos Rojos, quien registra 12-1 y una efectividad de 2.67, la cual es tremenda si tomamos en cuenta que lanza gran parte de la campaña en el ‘Fray Nano’.

El Manager del Año debe quedar entre Homar Rojas (Rieleros), Pedro Meré (Toros) y Eddie Castro (Rojos del Águila), éste último encaminado a meter a su equipo a la postemporada y el boricua se metería de lleno a la pelea si terminan jugando para un respetable .500 (actualmente tienen 40-45).

El Relevista del Año debe quedar entre Chad Gaudin (Monclova), Wirfin Obispo (Monterrey), Tiago Da Silva (Durango) y Jason Urquídez (Tijuana).

Así están perfilados los diferentes premios individuales cuando restan 23 juegos para que concluya la temporada 2017.

#ISLA….El colega Bruce Baskin se reporta para precisar que el cubano Yadir Drake sí pude ganar el título de bateo porque acumula justamente 300 veces al bate entre turnos oficiales, bases por bolas, golpes y elevados de sacrificios.

Drake dejó a los Generales para irse a Japón y finalizó con .385 de porcentaje, una cifra difícil de superar sin ser inalcanzable para Daniel Mayora (.367), Jesse Castillo (.365) o Justin Greene (.365).

De concretarlo, Yadir sería el primer cubano champion bate en la LMB desde Michel Abreu en la temporada 2012 con los Sultanes de Monterrey (.371).

También sería el primer campeón bateador de la historia para un equipo de Durango en la Liga Mexicana.

ROLETAZOS:

*EL CUBANO Alfredo Despaigne, quien jugó dos temporadas con los Piratas de Campeche antes de ser expulsado de la liga por un pasaporte falso, fue designado el Jugador Más Valioso en el Juego de Estrellas de Japón al batear de 4-3 con un jonrón. Despaigne podría estar cómodamente en Grandes Ligas con un contrato multimillonario, pero prefirió ser leal al gobierno castrista y aprovechar la apertura que le dieron a los cubanos para ir a Japón, donde hace días el pitcher zurdo Ryota Igarashi –de gratos recuerdos el pasado invierno con los Tomateros—fue alcanzado por una línea en la pierna izquierda de otro conocido en la LMP: Zelous Wheeler.

*OTRO SLUGGER cubano Yuliesly Gurriel –de la misma generación que Despaigne--, prefirió probar fortuna en Grandes Ligas, donde los Astros de Houston le dieron 47 millones de dólares por 5 años. Gurriel ya está dando resultados porque batea .299, 11 jonrones y 45 empujadas en 78 juegos, con una proyección para terminar con 20 o más HR y alrededor de 90CP.

*ADEMÁS, LOS Astros tienen por mucho el mejor record de toda la Liga Americana con 61-30, incluso 10 juegos arriba de los líderes del Este, Medias Rojas de Boston. Ha sido un proceso de adaptación para Gurriel porque en abril bateó .329 y luego cayó en mayo a .200; subió su porcentaje a .309 en junio y en julio ha explotado con .447. De antesalista lo convirtieron en primera base y forma parte del infield internacional de los Astros con el venezolano José Altuve en la intermedia, el norteamericano Alex Bregman en tercera y el boricua Carlos Correa en el short stop.

*ALEX CARRASCO, un joven lanzador surgido de la generación 2016 de Toros de Tijuana, fue el único mexicano seleccionado para el Juego de Estrellas de la Dominicana Summer League. El tijuanense de 17 años tiene record de 0-1 y 1.69 en 6 aperturas, con 3 bases y 13 ponches en 32 episodios. Carrasco formó parte ayer del equipo de la Liga Nacional, donde la mayoría fueron dominicanos (21) y hubo representes de otros siete países, incluyendo a México. Hay que seguirle la huella a Carrasco.

TWITTER: @purobeisbolfb

fballesteros@purobeisbol.com.mx

OPINIÓN
Tirabuzón
Por Juan Alonso Juárez
Zona de Contacto
Por Fernando Ballesteros
Imparable
Por Héctor Bencomo
Tiempo de Beisbol
Por Enrique Kerlegand
En Terreno de Fair
Por Gilberto Escobar
DANOS TU OPINIÓN
COLUMNAS
¿Algún Columnista en Particular?