Mexicanos en Juego de Estrellas

Voces del Dugout

Por Juan Ángel Avila

La actuación de Roberto Osuna en el juego de estrellas del martes en Miami es muy significativa. El diestro colgó un cero de oro para la Liga Americana.

Aunque la participación ha sido nutrida a lo largo de la historia no todos los mexicanos que han ido al juego de estrellas han visto acción.

Tan solo el año anterior Marco Estrada fue invitado pero no pudo lanzar.

Sid Monge fue representando a los Indios de Cleveland al clásico del verano en 1979. Ese encuentro fue celebrado en el Kingdome de Seattle, parque que por cierto ya no existe. Era una enorme estructura de concreto que sirvió mucho en la “ciudad esmeralda” pues ahí llueve seguido. La Liga Nacional se impuso 7-6 en juego donde lució el brazo no de un pitcher sino el de Dave Parker, la “cobra” de los Piratas de Pittsburgh.

Monge no fue empleado en ese duelo que inició Nolan Ryan y terminó Ron Guidry. En total el manager del joven circuito Bob Lemon lo dejó a el y a otros relevistas mas “vestidos y alborotados.” Fue eso sí, gran experiencia.

Más adelante en 1983 se dio el caso de que por primera vez dos mexicanos estaban compitiendo, uno por cada liga. Fernando Valenzuela con los Dodgers y Aurelio López representando a Detroit en el Comiskey Park original, casa entonces de los Medias Blancas.

Ya tenía 34 años en ese entonces el legendario “buitre de Tecamachalco” cuando cinceló gran año con los Tigres que le valió el ser llamado al juego estelar. Valenzuela tuvo en ese calendario otro año dominante y su nombre era “premier”, debía estar ahí.

Lo malo fue que ninguno tuvo actividad en un duelo que se recuerda por haber tenido de protagonista a Fred Lynn que conectó el primer cuadrangular con bases llenas en la historia de estos desafíos de exhibición, en un lugar significativo para el deporte. Fue en Comiskey Park donde se realizó el primero de estos juegos en 1933. Se estaban celebrando los primeros 50 años de un juego creado originalmente para la feria mundial en Chicago.

Él manager de Milwauke, Harvey Kuenn puso en la loma a 5 lanzadores entre ellos el abridor Dave Stieb de los Azulejos que se mantuvo 3 innings siendo relevado por Rick Honeycutt que tiró otros 2 episodios y Bob Stanley quien también estuvo 2 años innings más sobre la zona más alta del terreno de juego. No hubo mucho espacio para relevistas en la paliza de la Liga Americana 13-3.

Whitey Herzog fue el manager de Liga Nacional luego de conducir en 1982 a los Cardenales al título de la serie mundial. Mario Soto de los Rojos fue el elegido para abrir y como se estilaba en esos tiempos, el que iniciaba lanzaba buen rato. 2 innings se sostuvo y vino Atlee Hammaker al que “tundieron” en la loma, Herzog lo dejó morir ahí arriba.

Fue hasta 1986 en Houston que finalmente 2 mexicanos se vieron las caras con Fernando enfrentando a Teodoro Higuera al cual pasó por los strikes en esa racha de 5 ponches seguidos con lo cual empató el récord de juego de estrellas de Carl Hubbell.

Ambos mexicanos lanzaron 3 episodios cada uno en ese juego especial para el béisbol en el país.

OPINIÓN
Tirabuzón
Por Juan Alonso Juárez
Zona de Contacto
Por Fernando Ballesteros
Imparable
Por Héctor Bencomo
Tiempo de Beisbol
Por Enrique Kerlegand
Voces del Dugout
Por Juan Ángel Avila
DANOS TU OPINIÓN