Inician las semifinales; ¿Habrá final inédita?

Mi Columna

Por Roberto Riveros

Los Naranjeros de Hermosillo y Tomateros de Culiacán, suman en conjunto, 26 campeonatos, 16 de ellos, por el equipo de la capital sonorense.

Pese a ello, no saldrán como favoritos, cuando inicien hoy semifinales como visitantes, ante Águilas de Mexicali y Cañeros de Los Mochis.

De cumplirse los pronósticos, entonces estaríamos ante una final inédita, en los 59 años de historia, de la Liga Mexicana del Pacífico.

Los Cañeros ya enfrentaron por el título a Naranjeros.

Fue en la temporada 1970-71, cuando en serie pautada a un máximo de cinco juegos, Hermosillo definió en cuatro, y se convirtió en el primer representante de México, en la Serie del Caribe.

REFUERZAN INFIELD.

A diferencia del resto de los equipos, que se inclinaron por lanzadores, los Cañeros seleccionaron en el draft de refuerzos, al jugador de cuadro, Yosmani Guerra.

El cubano suplirá al lesionado, Rodolfo Amador.

El equipo verde mantendrá para esta serie la misma rotación, con Roy Merrit, Manny Barreda, Luis Niebla y Julián Arballo.

Los Tomateros tomaron también de los Mayos, al abridor Zack Dodson, en parte por la lesión de Salvador Valdez, pero también para fortalecer una línea de abridores, que no ha lucido del todo bien.

El equipo, ahora dirigido por “Che” Reyes, ganó la primera vuelta, pero entonces entró a una racha negativa, motivada por su inconsistencia ofensiva.

Y si bien mejoraron a finales de la segunda mitad, aún no alcanzan su mejor nivel.

A los Tomateros les urge recuperar su habilidad para fabricar carreras, especialmente con corredores en posición de anotar y menos de dos outs.

Será importante que lleguen con ventaja, o al menos con el juego empatado a la octava entrada, porque en el resto, tendrán que enfrentar a Jon Sintes y Sergio Romo, quienes normalmente, no conceden muchas libertades.

ÁGUILAS VUELAN ALTO.

Los Águilas no eran favoritos para imponerse a Navojoa, pero se embalaron en el minuto vital, y ahora será muy difícil que paren su loca carrera.

El cuadro fronterizo incrementó sus posibilidades, al reforzarse con el virtual Lanzador del Año, Héctor Velázquez.

Previamente, había tomado al tercera base Agustín Murillo.

La clave para el triunfo de los Águilas sobre Navojoa, fue una desbordada ofensiva, encabezada por los estadounidenses Chris Roberson y C.J. Retherford.

Por si fuera poco, Mexicali cuenta también con el oportuno tolete del mejor bateador del torneo regular, Luis Juárez, el gran “Pepón”.

¡Diablos, que estas Águilas lucen feroces!

Así que uno se pregunta si los lanzadores Naranjeros podrán frenar una artillería, que ha mostrado ser la más explosiva de la postemporada.

Los Naranjeros hicieron una buena elección al reforzarse con el lanzador derecho Jeremy Kehrt, quien fue una grata revelación con los Venados de Mazatlán.

Él se unirá en la rotación a Barry Enright, Travis Blackey y Juan Pablo Oramas.

Ahí está también para lo que pudiera ofrecerse, el veterano Pablo Ortega (4-3, 4.17).

IMPENETRABLE MURALLA.

Con los Águilas de Mexicali, las entradas para la oposición, se reducen en abrumadora mayoría, a siete.

De eso son responsables, Fautino de los Santos y Jake Sánchez, por mucho, la mejor dupla de preparador-cerrador de la liga.

Sí. Los Águilas lucen como favoritos para ir a la gran final.

¿Obedecería a eso la cautela con que Naranjeros y Tomateros disputaron el juego que enviaría al ganador contra los Águilas?

Ninguno de los equipos mostró mayor interés por ganar, en un juego carente de emoción, que definió al mejor perdedor.

Pero en series cortas, simplemente no hay rival pequeño, y donde menos se piensa puede saltar la liebre.

¡BUENOS DÍAS!

Jrobertoriveros@hotmail.com

OPINIÓN
Tirabuzón
Por Juan Alonso Juárez
Zona de Contacto
Por Fernando Ballesteros
Tiempo de Beisbol
Por Enrique Kerlegand
Imparable
Por Héctor Bencomo
DANOS TU OPINIÓN