El estadio Emilio Ibarra Almada estará listo

Tirabuzón

Por Juan Alonso Juárez

MÉXICO, D.F.- Las jornadas en el béisbol normalmente se suspenden por lluvia, apagones, terremotos o causas de fuerza mayor conocidas, como sucedió en 1989 en San Francisco, durante  la Serie Mundial en la que, tras la sacudida, los Atléticos de Oakland barrieron a sus vecinos Gigantes.

Ayer, en Nuevo Laredo, Tamaulipas, la Liga Mexicana  ordenó la postergación del inicio de la serie Diablos Rojos-Tecolotes, en alerta permanente debido a las balaceras que han trastocado el cotidianos quehacer de los habitantes de esa frontera.

Y, para evitar más sobresaltos, decidió que el compromiso se dispute íntegramente, a partir de hoy, en Laredo, Texas, con doble programa mañana jueves, en el Uni Trade Park, donde ha habido buena respuesta de los paisanos de aquel lado del Bravo.

No es la primera vez que algo así se cuenta en el entorno de las “chulas fronteras” a las que cantaba el recordado Eulalio González, “Piporro”, en una festiva melodía que grabó en los años sesenta y que aún se escucha en la radio.

En 2012, un cotejo entre los Broncos y Sultanes de Monterrey, fue suspendidos a la altura del sexto inning, mientras a las afueras del estadio Adolfo López Mateos de Reynosa, se registraba un fuego cruzado en el que no hubo bajas, de milagro.

BIEN definidos sus papeles en una empresa del calibre de los Yanquis de Nueva York, Luis Cessa (1-0, 3.00) y Giovanny Gallegos (0-0, 1, 4.50) regresaron de inmediato a las menores, horas después de combinarse para un cómodo triunfo en Baltimore.

El veracruzano (6e, 3h, 0c, 3b, 4k) logró su primera victoria desde el 26 de agosto de 2016, cuando se impuso a los mismos Orioles (6e, 5h, 3c, 5k, 1b) en Yankee Stadium y el sonorense, el primer rescate de su breve trayectoria (3e, 2h, 2c, 0k, 0b), en una de sus actuaciones más discretas.

Pese a todo, ambos, nuevamente instalados en la sucursal Scranton/Wilkes-Barre, en la Liga Internacional AAA, se encuentran en una posición envidiable, acumulando experiencia y millas como viajeros fuecuentes.  

 “CLARO que se tendrán algunos detalles, pero les repito que se jugará así como esté, es el compromiso que tenemos con la afición y existe toda la confianza de que se tendrá listo para la inauguración”.

¿Quién lo dijo? A) Othón Díaz, ejecutivo de los Diablos Rojos capitalinos, asegurando que en 2019 estrenarán finalmente casa en la Ciudad Deportiva, Magdalena Mixhiuca. B) Joaquín Vega Insunza, presidente de los Cañeros de Los Mochis. C) Víctor Garibay Valenzuela, anunciando una “manita de gato” al Manuel “Ciclón” Echeverría de Navojoa.

La respuesta: Joaquín Vega Insunza, saliendo al paso de especulaciones que suponen que el estadio Emilio Ibarra Almada, en reconstrucción desde el pasado otoño, no abrirá sus puertas en octubre próximo, escribió el colega Jesús Álvarez Palafox (Squeeze Play).

TRES de tres: colocado para asignación el pasado 6 de julio, el veterano relevista Fernando Salas (4-4, 4.50) optó por empezar de nuevo desde abajo, aceptando antesala en las menores de los Diamondbacks de Arizona.

La umpire sinaloense Luz Alicia Gordoa, forma parte de la cuarteta que incluye a Jair Fernández, Conrado Valenzuela y Eliseo Favela, pero el coordinador de los azules de la LMB, Luis Alberto Ramírez, no termina por animarse a brindarle la alternativa detrás del plato. Por ahora la rinde en el recorrido por las colchonetas.

En cuenta twitter, el colega Roberto Espinoza destapó socio “sorpresa para los Arellano Hernández, Erik y Juan José, en  el exitoso proyecto Leones deYucatán: el ex bigleaguer Jorge Campillo, ex gerente de los Toros de Tijuana.

OBSERVACIONES.- La revelación de los Dodgers de Los Ángeles 2018, el ex Charro de Jalisco, Max Muncy (.266, 20, 38) participará en el “Jonrón Derby”, el lunes, en Washington… Los Marlins de Miami subieron al relevista México-estadounidense, Javier Guerra… Chris Carter (.187, 7, 15), campeón jonronero en la Liga Nacional en 2016, fue dado de baja por las Alas Rojas de Rochester, sucursal  AAA de los Mellizos de Minnesota. Su poder sigue intacto, pero le reprochan su tendencia a poncharse. Este año, que arrancó en la filial de Anaheim, Salt Lake City, batea .224 con 20 vuelacercas y 58 empujadas, a cambio de 92 chocolates.

juanalonsojuarez@yahoo.com

duarteago@hotmail.com 

OPINIÓN
Zona de Contacto
Por Fernando Ballesteros
En Terreno de Fair
Por Gilberto Escobar
Tiempo de Beisbol
Por Enrique Kerlegand
Séptima entrada
Por Gilberto Ruiz Razo
Lanzando para Home
Por Alfonso Araujo Bojórquez
DANOS TU OPINIÓN
COLUMNAS
¿Algún Columnista en Particular?