El caso de Silvano Quezada

Tiempo de Beisbol

Por Enrique Kerlegand

CHARROS DE JALISCO FELICITA A MANNY RODRIGUEZ POR SER EL MÁS VALIOS

(TIEMPO DEL RECUERDO: ¿Sabía usted que los Diablos mantienen el record de más cuadrangulares con bases llenas? Partiendo de 1960 y hasta el 2010 acumularon 138, seguidos por los Sultanes de Monterrey con 116 y Saraperos de Saltillo 109). Sin embargo, el record en temporada pertenece a los Acereros de Monclova, en 1986 dieron 11 y la mayor producción es de Baltazar Valdez, los 6 que dio esa campaña también son el record de la LMB).

LOS derechos de retorno que tanto se han venido mencionando surgieron a raíz del caso de Silvano Quezada en 1973. Esto es que, jugador vendido por un equipo de la LMB a una organización de Ligas Mayores, cuando ya no tenga lugar y esté listo para regresar, debe ser con el equipo que hizo la negociación.

EN 1972 llegó a la LMB el pitcher dominicano Silvano Quezada, contratado por los Cafeteros de Córdoba, lo que fue la contratación del año porque ayudó a que el equipo ganara el campeonato. Los Cafeteros estaban de regreso después de abandonar la liga en 1940. Quezada terminó con marca de 21-11. Hasta ahí todo en orden, hasta que Ángel Vázquez trató de conseguirlo para los Diablos Rojos de México y lo maquinó bien.

VAZQUEZ tenía muy buenas relaciones con los Piratas de Pittsburgh y les pidió un favor, que contrataran a Quezada para que luego lo opcionaran a los Diablos. Esto era legal porque se entendía que el equipo que perdía un jugador extranjero porque lo firmaba un club de Ligas Mayores, también perdía sus derechos de retorno. Y se armó la grande, Quezada no se reportó con los Diablos pero si lo hizo con los Cafeteros. La situación provocó una junta de directivos y mientras se decidía el caso, hicieron un sorteo para acomodar al pitcher dominicano. Lo ganaron los Alijadores de Tampico y tuvo una temporada extraordinaria al finalizar con marca de 22-2, aparte de imponer el record de 16 victorias seguidas antes de perder un juego.

LA LMB que encabezaba Antonio Ramírez Muro decidió al final de la temporada que Silvano Quezada quedaba expulsado del circuito. Se tomó como desacato su aptitud de no reportarse al equipo que tenía su contrato. Al mismo tiempo se aceptó la regla de los derechos de retorno para que no se volviera a repetir el caso.

Sebastián Elizalde se llevó los honores como campeón bateador de la LMP. El jugador de los Tomateros de Culiacán quedó también en segundo lugar para mas valioso. En los cuadrangulares Randy Arozarena (Navojoa) superó con 14 cuadrangulares y obtuvo el trofeo “Ronnie Camacho”.

MANNY Rodríguez (Charros) fue el jugador más valioso y campeón con sus 58 carreras producidas, una gran temporada para el sinaloense. Willy Romero se llevó los honores con los Mayos de Navojoa al ser nombrado Manager del Año. Superó por un voto a Benjamín Gil (Culiacán).

EN EL PITCHEO Rolando Valdez (Mexicali) fue el mejor con 1.74 en carreras limpias, en tanto que Mitch Lively (Mazatlán) fue el pitcher del año y ganó también con 9-2 el mejor número de victorias y porcentaje. Tyler Alexander (Charros) fue el mejor ponchador y Manny Acosta (Ciudad Obregón) el mejor con 17 juegos salvados, aunque el relevista del año fue Daniel Moskos (Navojoa). También de los Mayos de Navojoa el Novato del Año, fue Jaime Lugo. La LMP dio a conocer la lista de los ganadores del Guante de Oro.

[email protected]m.mx

[email protected]

OPINIÓN
Tirabuzón
Por Juan Alonso Juárez
Zona de Contacto
Por Fernando Ballesteros
En Terreno de Fair
Por Gilberto Escobar
Séptima entrada
Por Gilberto Ruiz Razo
Lanzando para Home
Por Alfonso Araujo Bojórquez
DANOS TU OPINIÓN
COLUMNAS
¿Algún Columnista en Particular?