Don Teodoro Mariscal

Lanzando para Home

Por Alfonso Araujo Bojórquez

¡El sueño de don Teodoro Mariscal!. Formar una liga con la participación de las principales ciudades de la costa, como Mazatlán, Culiacán, Los Mochis, Navojoa, Obregón, Empalme, Guaymas y Hermosillo. Así empieza el libro que escribí sobre éste béisbol y también era un sueño para mi. Me fui al puerto sinaloense, donde conseguí el permiso, para investigar en el periodico local, como en aquél entonces eran de pocas páginas, solo el resultado del juego celebrado ahí, venía con información detallada, sobre los otros partidos, solo daban el resultado y a veces ni eso. Así que hice lo mismo en Culiacán, en Los Mochis, Obregón y Hermosillo.

Los Venados jugaron en el estadio "Mazatlán", los Tacuarineros lo hicieron en el estadio de la Universidad, en Guaymas construyeron uno muy rápido que llevó el nombre de Abelardo L. Rodríguez y el de Hermosillo era La Casa del Pueblo.

Los primeros campeones fueron Mazatlán y Hermosillo. Para la III Temporada ya compitieron los Cañeros de Los Mochis y los Arroceros de Obregón, resultando los campeones los Ostioneros de Guaymas. Después se dividió en dos vueltas, con los ganadores enfrentándose en una serie final. Como olvidar la manera como Culiacán derrotó a los Cañeros y al año siguiente, el ganador de la primera vuelta fue Guaymas, que no quiso enfrentarse a Culiacán, quedándose sin campeón.

Volvieron las temporadas a rol corrido y llegó a la presidencia de la liga, don Alfonso Robinson Bours y fue cuando los Venados ligaron tres títulos seguidos bajo el mando de Memo Garibay. Se salió Mochis y entró Guadalajara. También Hermosillo no compitió en 1950 y su lugar fue ocupado por Navojoa. Con la llegada de muchos peloteros americanos, este béisbol subió de categoría, se utilizaron pelotas americanas y los jonrones abundaron. Obregón y Hermosillo, fueron las ciudades en tener alumbrado en sus parques y eso le dio más categoría a la liga.

Como Sid Cohen, que manejó a los Cañeros, descubrió a Benjamín Valenzuela, que era el batboy de Los Mochis. Se lo llevó a la Liga Arizona-Texas y en el siguiente invierno venía como titular, ganando varios campeonatos de bateo.

Cuando empezó la temporada de 1952-53, la liga contaba con ocho equipos, con la llegada de los Medias Azules de Guadalajara, el regreso de Hermosillo, que se había salido de la liga en 1950 y la pelota que se utilizó fue la Rawlings, que la traían de Estados Unidos. Las nóminas se acrecentaron y los equipos que estaban abajo en el standing se salieron y solo quedaron 6 equipos. Los Venados tuvieron un gran cierre y se llevaron el campeonato con cuatro juegos y medio de ventaja sobre los Mayos que terminaron en segundo lugar.

Seguían llegando grandes jugadores a la Liga de la Costa, entre ellos Don Larsen con Obregón, que además de lanzar muy bien, como bateador lo hizo mejor, cubriendo uno de los jardines. El americano Dick Hall, que lo bautizaron como "El Siete Leguas", rompió la marca de jonrones y empató la marca de 3 jonrones en un partido contra Navojoa. El único equipo que le dio la pelea a los Venados, fueron los Mayos, que al cerrarse la temporada quedaron en segundo lugar, un juego abajo de los Venados.

Se recuerda en Obregón que en la inauguración de la temporada de 1954-55, estuvo como Maestro de Ceremonias el famoso "Mago" Septien y cuando presentó a José Luis "Chile" Gómez, manager de los Medias Azules de Guadalajara, dijo que había sido el primer mexicano que había jugado en las Ligas Mayores y muchos aficionados ya sabían que Melo Almada, que nació en Huatabampo, había sido el primero. Una cosa que me llamó la atención, cuando investigué, fue que en esa temporada los Tacuarineros de Culiácan fuero conocidos como Gallos. Vinieron los agarres contra la Liga Verecruzana, primero con los Juegos de Estrellas, celebrados en la ciudad de México y en el estadio "Alvaro Obregón". Cuando Mazatlán liga su tercer campeonato consecutivo en la Liga de la Costa, se enfrentó al Poza Rica, ganador de la Liga Invernal Veracruzana. En el juego decisivo contra los veracruzanos, el gran Daniel Ríos gano el juego decisivo, lanzando en magnifica forma y además bateando jonrón para ganar. Fueron los tres campeonatos seguidos que ganaron los Venados en la Liga de la Costa del Pacífico.

OPINIÓN
Zona de Contacto
Por Fernando Ballesteros
En Terreno de Fair
Por Gilberto Escobar
Tiempo de Beisbol
Por Enrique Kerlegand
Séptima entrada
Por Gilberto Ruiz Razo
Lanzando para Home
Por Alfonso Araujo Bojórquez
DANOS TU OPINIÓN
COLUMNAS
¿Algún Columnista en Particular?