Cañeros, más de 30 años sin ganar a Tomateros

Tirabuzón

Por Juan Alonso Juárez

MÉXICO, D.F.- Para que vea usted que no hay sistema de competencia perfecto, el séptimo juego de la serie de playoff Tomateros y Naranjeros, disputado el lunes por la noche en Culiacán, perdió interés porque ambos clubes ya estaban calificados para semifinales.

Tanto, que el manager de los Guindas, Enrique Reyes, mandó como abridor a alguien con poca experiencia en esa faceta, Antonio Córdova y la agencia AP apuntó que las dos escuadras salieron al campo con suplentes, una verdad a medias.

Y la televisión ESPN (3), de cámaras de cuerpo presente y narradores y comentaristas a la distancia en la serie completa Cañeros-Venados, ignoró olímpicamente a los dos equipos con más campeonatos.

WILMER Ríos, guasavense hijo del ícono oaxaqueño Jesús “Chito” Ríos, únicamente tiene dos breves actuaciones este invierno para los Naranjeros, a causa de una lesión en la cadera que lo mantuvo fuera prácticamente todo el verano con los Tigres de Quintana Roo.

El 12 de noviembre en el Manuel “Ciclón” Echeverría de Navojoa, 4 hits y 5 carreras en 1 innings, cargando con el revés en el rol de abridor y anteanoche en Culiacán, en el séptimo duelo, un relevo de un episodio en blanco, sin hit y dos ponches, suficiente para acreditarse el primer éxito en postemporada de su corta trayectoria.

LISTOS los semifinalistas de la Liga Mexicana del Pacífico, permítanos un ejercicio con respecto a las probables series finales de la edición 59 del circuito invernal y en la que solamente una sería inédita: Cañeros de Los Mochis versus Caballeros Águilas de Mexicali.

Las otras combinaciones se han visto aunque fuese en una ocasión, verbigracia Naranjeros-Águilas que data del lejano 1981-1982 y en vísperas de la Serie del Caribe celebrada en Hermosillo, con Fernando Valenzuela incluido.

Contra Los Mochis, los Naranjeros también han chocado solamente una vez y hace más tiempo, en 1970-1971, cuando debido a que las temporadas eran más largas—86 juegos—y la premura para viajar a San Juan Puerto Rico, donde la LMP tuvo su debut, se programó a un máximo de cinco, prevaleciendo el cuadro sonorense en cuatro batallas.

Una final Naranjeros-Tomateros, “rara” para las buenas conciencias de la pelota, pues se acaban de enfrentar en primera ronda, se ha presentado en cuatro oportunidades: en 1982-1983 y 1996-1997 en que se impusieron los Guindas y 1979-1980 y 1994-1995, con triunfos para la novena de las 16 coronas.

Y en cuanto a los antecedentes de los semifinalistas en sus confrontaciones en playoffs, hay un dato para espantar a los aficionados de Los Mochis: los Tomateros dominan 5-2 a los Cañeros, quienes no han vencido al elenco “culichi” desde 1983-1984, en semifinales y camino a su segundo banderín.

A partir de entonces, los Tomateros, que en series finales igualmente han puesto el pie encima a los verdes (1969-1970 y 1977-1978), han hilvanado cinco victorias totales, la más a la mano, en 2014-2015, tras morder el polvo también en 1976-1977.

EN seguidillas.- Aquí vamos de nuevo, dirían en privado—en público no dicen nada obsceno desde el 27 de septiembre de 2016 --, las huestes opositoras de la Liga Mexicana que hoy volverán a relucir sus respectivas artillerías, en la reunión extraordinaria, en un salón de conocido hotel de la CDMX… No se ha confirmado oficialmente, pero hay indicios de que terminó el estira y afloja entre los Orioles de Baltimore y el jonronero Mark Trumbo, líder de la especialidad en la Liga Americana y en Las Mayores con 47 bambinazos… Un agente libre, Fernando Salas y uno elegible para el arbitraje, Miguel Ángel González (Medias Blancas), levantaron la mano para unirse a la selección mexicana, rumbo al Clásico Mundial.

juanalonsojuarez@yahoo.com

duarteago@hotmail.com

OPINIÓN
Tirabuzón
Por Juan Alonso Juárez
Imparable
Por Héctor Bencomo
Tiempo de Beisbol
Por Enrique Kerlegand
En Terreno de Fair
Por Gilberto Escobar
DANOS TU OPINIÓN